San Mamés acogerá a unos 11.000 espectadores, el Reale Arena casi 8.000 y Mendizorrotza a 4.000

El estadio de San Mamés solo podrá acoger a unos 11.000 espectadores en los primeros encuentros de La liga del mes de agosto, el Reale Arena a casi 8.000 y el Mendizorrotza alrededor de 4.000, teniendo en cuenta que Euskadi mantendrá en un 20% los aforos en estas instalaciones hasta que no varíe la situación epidemiológica por la covid-19, pese a que la Comisión Interterritorial de Salud decidió este pasado miércoles aumentarlos a un 40%.

El Gobierno Vasco ha recordado que el último decreto del Lehendakari, Iñigo Urkullu, del 23 de julio, con nuevas medidas para atajar la propagación de la pandemia, establece que en los recintos que superen los 5.000 espectadores, el aforo sea del 20%.

Ante la actual incidencia de la pandemia en la Comunidad Autónoma Vasca, el Ejecutivo ha decidido no aplicar el aumento del aforo que permite la Interterritorial, y no modificará el que tiene establecido hasta que no cambie la situación epidemiológica. Sería entonces y tras una reunión del Plan de Protección Civil de Euskadi-LABI, que debe ser convocado por el Lehendakari, cuando podría flexibilizarse esta restricción, si se considera adecuado.

Por ello, en caso de que no haya modificaciones al respecto, los primeros partidos de La liga se celebrarán en la Comunidad Autónoma Vasca con un 20 por ciento de aforo. El encuentro del Alavés, que se enfrentará al Real Madrid en Mendizorrotza el 14 de este mes, podrá albergar a casi 4.000 espectadores.

Por su parte, San Mamés, que será escenario el 21 de agosto del partido entre el Athletic Club y el FC Barcelona, acogerá a cerca de 11.000 personas, mientras que el encuentro entre la Real Sociedad y el Rayo Vallecano previsto para el día 22 podrá seguirse en el Reale Arena por cerca de 8.000 espectadores. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba