Salvini se lanza a la conquista del gobierno en Italia

El ministro del Interior y líder del partido Liga, Matteo Salvini, puso fin a la coalición con el movimiento político 5 Estrellas desde la playa. Salvini había estado de vacaciones en la costa durante 14 días, fue a los bares playeros con el pecho descubierto, brindó con bailarinas en bikini y puso música como un disk jockey. Y por la noche organizó eventos de campaña electoral en las plazas de mercado.

Finalmente, en Pescara dejó caer la bomba. Exigió nuevas elecciones y anunció inmediatamente su objetivo: “Quiero ser primer ministro”. Dijo que ya no quería tener nada que ver con su antiguo socio de Gobierno, el Movimiento 5 Estrellas, que solo le frenaba. A los italianos les gusta este estilo populista del ministro del Interior, que ha convertido el tema de la mano dura contra los migrantes en un éxito de su campaña electoral.

EEUU ofrecerá apoyo a Duque para luchar contra el ELN

El éxito de Salvini

Después de una victoria en las elecciones europeas de mayo y en varias elecciones regionales, Matteo Salvini se siente lo suficientemente fuerte para dar el salto con su partido radical de derecha, Liga, al Palazzo Chigi, sede del primer Ministro en Roma. Lo que es inusual es que la crisis del gobierno estalle a mediados de agosto, la temporada alta de vacaciones en Italia. Sin embargo, los italianos ya están acostumbrados a las crisis de gobierno. El País se mueve ahora hacia el gobierno número 66 desde la Segunda Guerra Mundial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba