Salud

Coronavirus en Uruguay: la singular y exitosa estrategia del país para contener la pandemia sin cuarentena obligatoria

El «oasis», la «excepción», el «ejemplo»: así le llaman a Uruguay distintos medios de la región ante su exitosa estrategia contra el nuevo coronavirus, una que nunca incluyó cuarentenas obligatorias.

De hecho, como la tasa de contagios se ha mantenido baja y el sistema de salud nunca llegó a verse comprometido, el país ya lleva semanas abriendo actividades, por ejemplo, con el paulatino regreso de las clases.

El caso uruguayo contrasta con el de otros países de América Latina, región que ha sobrepasado a Europa y EE.UU. en cantidad de casos diarios de covid-19.

Este lunes, la directora regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para las Américas y directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, aseguró: «Nuestra región se ha convertido en el epicentro de la pandemia de covid-19».

La expansión del coronavirus, agregó, «sigue acelerándose» en países como Brasil, Perú, Chile, El Salvador, Guatemala y Nicaragua. Pero no en Uruguay.

Etienne «advirtió contra abrir muy rápido las actividades, pero daría la impresión que estas afirmaciones no aplican a Uruguay«, le dijo a BBC Mundo Giovanni Escalante, representante de la OPS/OMS en el país.

«En el caso uruguayo, el presidente (Luis Lacalle Pou) ha nominado un consejo asesor honorario con la finalidad de identificar la mejor evidencia disponible, recabar recomendaciones de más de 40 expertos e integrarlos en reportes destinados a que el gobierno tome decisiones informadas», explicó.

«Por tanto -continuó Escalante-, notamos que las medidas se están tomando con prudencia y están preparando y aplicando protocolos para una vuelta progresiva cautelosa a ‘nueva normalidad'».

Los números

Según datos del gobierno, desde que se declaró la emergencia sanitaria el 13 de marzo hasta este jueves, se habían registrado 811 casos de la nueva enfermedad viral y confirmado 22 muertos.

 mapeado

 

Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.), autoridades locales

Última actualización de cifras 29 de mayo de 2020 16:50 GMT

datos en detalle

Desplázate por la tabla para ver más datos

* Proporción de muertes por 100.000 habitantes

Nuevos casos

EE.UU. 101.563 31,0 1.721.768
Reino Unido 38.161 56,8 271.222
Italia 33.142 54,7 231.732
Francia 28.662 44,1 149.071
España 27.119 58,1 237.906
Brasil 26.754 12,8 438.238
Bélgica 9.430 82,1 58.061
México 9.044 7,2 81.400
Alemania 8.497 10,2 182.559
Irán 7.677 9,4 146.668
Canadá 6.982 18,8 90.002
Holanda 5.931 34,8 46.132
India 4.820 0,4 169.011
China 4.638 0,3 84.119
Turquía 4.461 5,4 160.979
Rusia 4.374 3,0 387.623
Suecia 4.350 43,6 36.476
Perú 4.099 12,8 141.779
Ecuador 3.313 19,4 38.471
Suiza 1.919 22,5 30.828
Irlanda 1.639 34,0 24.841
Indonesia 1.520 0,6 25.216
Portugal 1.383 13,5 31.946
Pakistán 1.317 0,6 64.028
Rumania 1.240 6,4 18.982
Polonia 1.043 2,8 22.964
Filipinas 942 0,9 16.634
Chile 890 4,8 86.943
Japón 887 0,7 16.673
Colombia 855 1,7 25.406
Egipto 845 0,9 20.793
Ucrania 679 1,5 22.811
Austria 668 7,5 16.655
Argelia 630 1,5 8.997
Bangladesh 582 0,4 42.844
Sudáfrica 577 1,0 27.403
Dinamarca 568 9,9 11.593
Hungría 517 5,3 3.841
Argentina 510 1,1 14.702
República Dominicana 485 4,6 16.068
Arabia Saudita 458 1,4 81.766
Panamá 320 7,7 12.131
República Checa 319 3,0 9.143
Finlandia 314 5,7 6.776
Bolivia 293 2,6 8.387
Moldavia 288 7,1 7.896
Israel 284 3,4 16.887
Corea del Sur 269 0,5 11.402
Emiratos Árabes Unidos 260 2,7 33.170
Nigeria 259 0,1 8.915
Afganistán 246 0,7 13.659
Serbia 242 3,5 11.354
Noruega 236 4,4 8.422
Bielorrusia 224 2,4 40.764
Marruecos 202 0,6 7.697
Honduras 196 2,0 4.752
Sudan 195 0,5 4.346
Kuwait 194 4,7 25.184
Irak 185 0,5 5.873
Camerún 175 0,7 5.436
Grecia 175 1,7 2.909
Bosnia y Herzegovina 153 4,6 2.485
Bulgaria 136 1,9 2.485
Macedonia del Norte 126 6,0 2.129
Armenia 120 4,1 8.676
Malasia 115 0,4 7.732
Luxemburgo 110 18,2 4.008
Eslovenia 108 5,2 1.473
Australia 103 0,4 7.173
Croacia 103 2,5 2.245
Cuba 82 0,7 2.005
Guatemala 80 0,5 4.348
Somalia 72 0,5 1.828
Mali 72 0,4 1.194
República Democrática del Congo 69 0,1 2.833
Lituania 68 2,4 1.662
Estonia 67 5,1 1.859
Chad 65 0,4 726
Yemen 65 0,2 283
Níger 64 0,3 955
Kenia 62 0,1 1.745
Azerbaiyán 58 0,6 4.989
Tailandia 57 0,1 3.076
Burkina Faso 53 0,3 847
Andorra 51 66,2 764
Túnez 48 0,4 1.071
Tayikistán 47 0,5 3.686
Sierra Leona 45 0,6 829
Islas del Canal de la Mancha 45 26,4 560
El Salvador 42 0,7 2.278
San Marino 42 124,3 671
Senegal 41 0,3 3.429
Omán 40 0,8 9.820
Kazajistán 37 0,2 9.932
Qatar 36 1,3 52.907
Haití 35 0,3 1.443
Nicaragua 35 0,5 759
Ghana 34 0,1 7.616
Albania 33 1,1 1.099
Costa de Marfil 32 0,1 2.641
Kosovo 30 1,6 1.048
Eslovaquia 28 0,5 1.520
Liberia 27 0,6 273
Líbano 26 0,4 1.172
Letonia 24 1,2 1.064
Isla de Man 24 28,5 336
Singapur 23 0,4 33.860
Guinea 22 0,2 3.553
Nueva Zelanda 22 0,5 1.504
Uruguay 22 0,6 811
Mayotte 21 8,1 1.699
Tanzania 21 0,0 509
Yibuti 20 2,1 2.914
Congo 19 0,4 571
Mauritania 19 0,4 346
Chipre 17 1,4 941
Kirguistán 16 0,3 1.662
Bahréin 15 1,0 10.352
Isla de San Martín (Francia) 15 40,3 77
Uzbekistán 14 0,0 3.468
Gabón 14 0,7 2.431
Martinica 14 3,7 197
Guadalupe 14 3,5 161
Crucero Diamond Princess 13 712
Togo 13 0,2 422
Guinea Ecuatorial 12 0,9 1.306
Georgia 12 0,3 746
Santo Tomé y Príncipe 12 5,7 458
Venezuela 11 0,0 1.325
Paraguay 11 0,2 900
Guyana 11 1,4 150
Bahamas 11 2,9 101
Islandia 10 3,0 1.805
Sri Lanka 10 0,0 1.540
Costa Rica 10 0,2 1.000
Sudán del Sur 10 0,1 994
Mauricio 10 0,8 335
Jordan 9 0,1 728
Jamaica 9 0,3 569
Montenegro 9 1,4 324
Bermudas 9 14,3 140
Guinea-Bissau 8 0,4 1.195
Etiopía 8 0,0 968
Malta 8 1,8 616
Trinidad y Tobago 8 0,6 116
Zambia 7 0,0 1.057
Taiwán 7 0,0 442
Barbados 7 2,4 92
Nepal 6 0,0 1.212
Myanmar 6 0,0 206
Maldivas 5 1,0 1.513
Madagascar 5 0,0 698
Libia 5 0,1 105
Cabo Verde 4 0,7 390
Malawi 4 0,0 203
Zimbabue 4 0,0 149
Siria 4 0,0 122
Mónaco 4 10,3 98
Angola 4 0,0 74
Territorios Palestinos 3 0,1 446
Benín 3 0,0 224
Aruba 3 2,8 101
Antigua y Barbuda 3 3,1 25
Esuatini 2 0,2 279
Mozambique 2 0,0 234
Brunéi 2 0,5 141
Comoras 2 0,2 87
Belice 2 0,5 18
Crucero MS Zaandam 2 9
República Centroafricana 1 0,0 755
Reunión 1 0,1 470
Guayana Francesa 1 0,4 436
Islas Caimán 1 1,6 140
Liechtenstein 1 2,6 82
Burundi 1 0,0 42
Botsuana 1 0,0 35
Gambia 1 0,0 25
Curazao 1 0,6 18
Islas Turcas y Caicos 1 2,7 12
Surinam 1 0,2 12
Montserrat 1 20,0 11
Sahara Occidental 1 0,2 9
Islas Vírgenes Británicas 1 3,4 8
Ruanda 0 0,0 349
Vietnam 0 0,0 327
Uganda 0 0,0 317
Islas Feroe 0 0,0 187
Mongolia 0 0,0 179
Gibraltar 0 0,0 161
Camboya 0 0,0 124
Polinesia Francesa 0 0,0 60
Eritrea 0 0,0 39
Bután 0 0,0 31
San Vicente y las Granadinas 0 0,0 25
Timor Oriental 0 0,0 24
Namibia 0 0,0 23
Granada 0 0,0 23
Nueva Caledonia 0 0,0 19
Laos 0 0,0 19
Santa Lucía 0 0,0 18
Fiyi 0 0,0 18
Dominica 0 0,0 16
San Cristóbal y Nieves 0 0,0 15
Islas Malvinas o Falkland 0 0,0 13
Groenlandia 0 0,0 13
Vaticano 0 0,0 12
Seychelles 0 0,0 11
Papúa Nueva Guinea 0 0,0 8
San Bartolomé 0 0,0 6
Anguila 0 0,0 3
Lesoto 0 0,0 2

Esta visualización se basa en datos periódicos de la Universidad Johns Hopkins y puede que no refleje la información más actualizada de cada país.

** Los datos históricos de nuevos casos son una media de tres días seguidos. Debido a la revisión del número de casos, la media no pudo ser calculada en esta fecha.

Fuente: Universidad Johns Hopkins (Baltimore, EE.UU.), autoridades locales

Última actualización de cifras: 29 de mayo de 2020 16:50 GMT

Para ponerlo en perspectiva, dado que Uruguay es un país de poco menos de 3,5 millones de habitantes, la tasa de muertes por 100.000 habitantes es de 0,6, de acuerdo con datos de la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.) actualizados a este viernes.

En el Cono Sur, para ese mismo día, la tasa de muertes en Brasil era de 12,2, en Chile de 4,5, en Argentina 1,1 y en Paraguay 0,2, país que también viene siendo exitoso en su estrategia contra el coronavirus, aunque sí con cuarentenas obligatorias.

Ahora Uruguay está entre los países de la región que pueden «gestionar» la propagación del virus, dijo a la BBC Marcia Castro, profesora de salud global en la Universidad de Harvard (EE.UU.).

Tal es así que ya se han abierto las escuelas rurales y, de forma voluntaria y con un esquema progresivo, están volviendo las clases en el resto de los niveles educativos a lo largo de todo el país, con Montevideo y las universidades como últimos de la lista.

Desde abril volvió al trabajo el sector de la construcción y desde este mes el comercio, en general, se ha liberado, y las oficinas públicas han abierto.

No obstante, en todos los casos se recomienda el uso de mascarillas, el respeto de la distancia social y se desaconseja el trabajo presencial de personas con factores de riesgo de salud.

Puesto de venta de mascarillas en MontevideoDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl uso de mascarillas se ha extendido entre la población aunque, en general, no es obligatorio.

Con todo esto en mente, las familias y amigos ya se reúnen, aunque las tradicionales rondas de mate están desaconsejadas.

¿Pero cómo llegó hasta este punto?

Alto acatamiento

Los primeros casos de covid-19 en Uruguay se registraron el 13 de marzo, menos de dos semanas después de que Lacalle Pou asumiera la presidencia.

De inmediato el nuevo gobierno implementó medidas similares a las de otros países de la región, como Argentina y Perú: cerró fronteras y suspendió vuelos, clases, servicios religiosos y eventos multitudinarios como torneos de fútbol y conciertos.

Pero nunca se decretó el confinamiento obligatorio de la población, incluso cuando figuras como el expresidente Tabaré Vázquez, quien es médico de profesión, se expresaron a favor.

«Quien proponga seriamente el aislamiento social general debe estar dispuesto a aplicar las medidas que llevan al delito de desacato y que tienen una pena de prisión», dijo Lacalle Pou en aquel entonces.

«En ese sentido, ¿alguien, en serio, está dispuesto a llevar detenido, a llevar ante un juez, ante un fiscal, a quien sale a ganarse el peso, no para la semana, (sino) para el día?«, agregó.

La estrategia, en cambio, fue apelar a la responsabilidad ciudadana.

Luis Lacalle Pou en conferencia de prensa.Derechos de autor de la imagenPRESIDENCIA DE URUGUAY
Image captionLa gestión sanitaria del coronavirus por parte del gobierno de Luis Lacalle Pou ha contado con el apoyo del sistema político y la ciudadanía.

En entrevista con BBC Brasil, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, aseguró que una de una serie de factores y medidas que han contribuido a los, hasta ahora, resultados positivos en el país, fue la conciencia de los uruguayos de la «virulencia» del coronavirus.

«Aunque no es obligatorio, la mayoría prefirió quedarse en casa y muchos comerciantes optaron por no abrir porque la gente no iría, especialmente al comienzo de la cuarentena. Esto fue visible aquí en Montevideo y también en el interior del país», dijo por su parte Mariana Pomies, directora de la consultora de opinión pública Cifra.

Las encuestas realizadas por la consultora mostraron que más del 90% de los uruguayos aceptaron la recomendación de quedarse en casa.

Sin embargo, las encuestas mostraron que, para los uruguayos, «la parte más difícil» era evitar las reuniones con amigos y familiares.

Al comienzo de la cuarentena, el 84% había suspendido las visitas a personas cercanas, pero el porcentaje cayó recientemente al 63%, según Cifra.

Medidas económicas

La misma consultora registró que «hay consenso» por parte de los uruguayos sobre cómo el país, incluido el gobierno y el sistema de salud en general, enfrenta el coronavirus.

Escuela rural en Uruguay.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLa suspensión de clases fue una de las primeras medidas tomadas tras la llegada del nuevo coronavirus a Uruguay, pero las mismas ya se están retomando.

El senador opositor Carlos Mahía dijo a BBC Brasil que Uruguay «tomó buenas decisiones, todos los partidos políticos apoyaron las medidas sanitarias y la sociedad siguió» las iniciativas.

Existen diferencias con el gobierno, agregó Mahía, pero en el área económica y no en la lucha contra el virus.

Una de las primeras medidas (y que sí fue apoyada por la oposición) fue la creación del Fondo Coronavirus, financiado principalmente por un recorte del 20% en los salarios del presidente, ministros, legisladores y otros empleados públicos superiores a US$1.800 por mes.

A su vez, el gobierno apostó por pedir dinero a organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo y la Corporación Andina de Fomento, con quienes lleva años de buenas relaciones.

Al contar con esas líneas de crédito de aprobación rápida y con condiciones favorables, Uruguay no ha tenido que depender de los volátiles mercados de bonos, como lo han hecho países como Paraguay o Perú.

Gente caminando en la Rambla de Montevideo.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionLacalle ha dicho que «si se toman los recaudos, si se aplica el distanciamiento social y se usa tapaboca, salir no está desaconsejado»

Todas estas inyecciones de dinero están siendo utilizadas para reactivar el empleo y la economía, y para fortalecer el sistema de protección social y de salud.

El sistema de salud

Según Salinas, la infraestructura y el sistema de salud de Uruguay también han sido decisivos para los resultados contra el coronavirus.

En el país, señaló, casi el 100% de la población tiene acceso al agua potable, fundamental para una de las principales barreras de protección: el lavado de manos.

«Nuestro sistema de salud universal es decisivo para los resultados que registramos«, agregó.

«Los sectores público y privado están integrados. Tenemos una fuerte presencia de médicos de familia, que incluye atención domiciliaria. También tenemos un sistema de emergencia prehospitalario en todo país», continuó.

«Y desde nuestro sistema de salud, decidimos evitar en la medida de lo posible que un posible paciente vaya al hospital o alguna clínica. No queríamos que una persona que tenía un resfriado simple terminara contagiándose de covid-19», explicó.

Las pruebas de coronavirus para casos sospechosos se realizan en los propios hogares.

Ministro de Salud Pública de Uruguay, Daniel SalinasDerechos de autor de la imagenPRESIDENCIA DE URUGUAY
Image caption«Nuestro sistema de salud universal es decisivo para los resultados que registramos», dijo el ministro de Salud Pública de Uruguay, Daniel Salinas.

Hasta este jueves, se han procesado más de 41.000 pruebas en todo el país. Según el sitio Worldometer, en Uruguay la cantidad de pruebas por cada 1 millón de habitantes es alrededor de tres veces más que en Argentina, Brasil y Paraguay.

Por otra parte, Salinas destacó las capacitaciones del personal de salud para evitar que se infecten: «No tiene sentido tener camas y respiradores si no hay recursos humanos».

Día a día

Claro que no todo el éxito presente de Uruguay tiene que ver con la gestión de la crisis.

«Hay otros factores que colaboran al control del virus en Uruguay, que tiene que ver con las características demográficas del país, con una baja densidad de población y sin grandes urbes«, dijo el epidemiólogo Julio Vignolo, asesor del gobierno uruguayo, a la agencia AFP hace unos días atrás.

Además, como él mismo aclaró, no hay que ser triunfalistas: «Esto es día a día, hay que ser prudentes, cautos. El coronavirus vino para quedarse«.

Casamiento en Uruguay.Derechos de autor de la imagenREUTERS
Image captionCon la apertura de las oficinas públicas, volvieron a oficiarse los casamientos civiles aunque con algún pequeño cambio en el beso de los novios.

En este sentido, Escalante dijo a BBC Mundo: «Tenemos entendido que las medidas se irán monitoreando de forma constante para irlas ajustando en función al análisis de la evolución de la epidemia en Uruguay».

Y agregó: «Hay que tomar en cuenta que Uruguay tiene fronteras amplias con Argentina y Brasil. En este último caso hay dos ciudades binacionales donde el riesgo de aparición de nuevos casos es muy alto por lo que ya establecieron la intensificación de las medidas necesarias».

De hecho, las últimas dos muertes por covid-19, ambas del sábado pasado, ocurrieron en Rivera, una de estas dos ciudades binacionales.

Por lo pronto, Lacalle Pou ha defendido la reapertura de actividades en el país: «Si se toman los recaudos, si se aplica el distanciamiento social y se usa tapaboca, salir no está desaconsejado».

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-52837193

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar