Salud

Coronavirus: por qué los virus son más difíciles de tratar que las bacterias

¿Tos, mocos, fiebre, dolor muscular? Visitamos un servicio médico para obtener un diagnóstico fiable y, a ser posible, un remedio efectivo y rápido.

Si el origen es bacteriano, hemos tenido «cierta suerte». Unas dosis de antibiótico nos suelen devolver a un estado normal en pocos días o semanas.

Por el contrario, cuando el origen es vírico la situación se complica. No disponemos de un arsenal antiviral al mismo nivel, ni en cantidad ni en efectividad.

El sistema inmunitario es, en muchas ocasiones, nuestro único aliado.

Infecciones causadas por bacterias

Aunque habitualmente se confunden, ambos grupos de microorganismos son radicalmente diferentes y no deberíamos ponerlos en el mismo saco.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar