Salud

Coronavirus: la nueva prueba de anticuerpos que es «crucial» para hacer frente a pandemia del covid-19

¿Cuántas personas realmente se han contagiado con el coronavirus SARS-CoV-2? ¿cuántos casos no han sido detectados? ¿cuál es la tasa real de mortalidad por Covid-19?

Responder a estas preguntas será crucial para entender el virus que, según los casos confirmados hasta este jueves, ha infectado a un millón de personas alrededor del mundo desde que fue identificado en diciembre de 2019.

Y también ayudará a que los gobiernos puedan controlar mejor la pandemia y retirar gradualmente el aislamiento de sus poblaciones.

Pero las respuestas a estas preguntas no están surgiendo con las pruebas de diagnóstico que están disponibles actualmente.

Por eso, decenas de laboratorios en todo el mundo están trabajando a contrarreloj en el desarrollo de un nuevo análisis que se espera podrá ofrecer datos cruciales sobre la pandemia.

Es la llamada prueba de anticuerpos: un análisis de sangre que podrá indicar si una persona resultó infectada con el coronavirus y si ha desarrollado inmunidad contra la infección.

«Los test que se están usando actualmente, la llamada prueba de PCR, detectan una infección activa. Se toman exudados nasales y faríngeos para ver si tienes el virus«, le explica a BBC Mundo el doctor Juan Manuel Carreño Quiroz, microbiólogo de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en Nueva York, uno de los centros de investigación que desarrollaron la nueva prueba.

«El test que se desarrolló en nuestro laboratorio detecta anticuerpos específicos contra el virus que están presentes en el suero o plasma sanguíneo de personas que tuvieron una infección reciente, pero no actual», agrega.

La prueba, dice el investigador, puede indicar si la persona resultó infectada en el pasado porque el organismo retiene los anticuerpos que se desarrollan cuando se enfrenta una infección.

Inmunoglobulinas

Cuando nos contagiamos con un patógeno, un virus o bacteria, nuestro sistema inmune reacciona contra éste y comenzamos a producir anticuerpos que permanecen en el organismo, incluso cuando el virus ya ha sido eliminado.

«Típicamente comenzamos a producir un tipo de anticuerpos (inmuniglobulinas M o IgM) alrededor del día siete después de la infección y otro tipo de anticuerpos (inmunoglobuinas G o IgG) después del día 10 de la infección”, explica Carreño Quiroz.

«O sea, la prueba se hace cuando ya se puede ver la producción de anticuerpos, unas dos semanas después de la infección».

Esto quiere decir que la prueba no tendrá un impacto a corto plazo para saber cuánta gente está infectada activamente.

Pero en estos momentos, cuando muchos países del mundo enfrentan dificultades para llevar a cabo las pruebas de PCR para saber quién está infectado en sus poblaciones, la prueba de anticuerpos será «crucial», coinciden los expertos.

Esta ofrecerá una herramienta potencial para contener la infección, al permitir conocer qué personas ya desarrollaron una inmunidad al coronavirus.

«La prueba es de gran utilidad en este escenario que estamos viviendo actualmente», afirma el investigador de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai.

«Primero va a permitir una estimación más precisa del número de personas que han sido infectadas, independientemente de si presentaron síntomas o no durante la infección. Vamos a poder evaluar la prevalencia del virus y qué tanto se ha esparcido en la población», explica.

En segundo lugar, se podrá saber quién es inmune a la infección.

«Se sabe que quien ya ha sido expuesto al virus genera una respuesta inmune y muy probablemente esa persona ya no es susceptible a una nueva infección», señala Carreño.

«Entonces estas personas van a poder realizar labores que requieran estar cerca de pacientes, por ejemplo en los servicios de salud, o para poder cuidar en sus casas a familiares que están infectados», agrega.

La prueba será entonces un potencial «certificado de inmunidad«para que una persona pueda regresar a su vida normal y para que los gobiernos puedan retirar gradualmente el aislamiento de sus poblaciones.

Más segura

Pero el análisis también tiene otras ventajas.

«La gran ventaja que tiene la prueba de los anticuerpos en el caso del coronavirus es que como ésta se realiza en sangre es mucho más segura para el personal sanitario, porque en la sangre no hay virus», le dice a BBC el doctor Miguel Ángel Llamas, presidente ejecutivo de la empresa española de diagnósticos Empíreo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

La prueba es relativamente simple, explica el experto.

«Se puede hacer en suero o en plasma sanguíneo, donde el anticuerpo está más concentrado, pero también se puede hacer en sangre total con un simple pinchazo de dedo como se hacen las pruebas de las personas diabéticas», indica.

Y su otra gran ventaja, dice Miguel Ángel Llamas, es que es mucho más barata que la actual prueba de PCR.

«Sólo el coste material podría estar entre los 10 y 15 euros, mientras que la prueba de PCR se puede mover entre los 40 y 50 euros (entre US$43 y US$54)», explica.

“Además, la prueba de anticuerpos la puede hacer cualquier persona, mientras que la prueba de PCR requiere de personal técnico especializado”.

Ayuda para el tratamiento

La prueba de anticuerpos también está siendo utilizada por investigadores que están llevando a cabo ensayos clínicos de un nuevo tratamiento para ayudar a personas en estado crítico debido al covid-19.

Este requiere extraer suero o plasma de personas que ya han sido infectadas con el virus y transferirlo a pacientes graves.

«Con la prueba se identifica a personas con altos niveles de anticuerpos para utilizar su suero o plasma como método terapéutico para ayudar a los pacientes con infección severa», explica el doctor Juan Manuel Carreño.

Varios laboratorios en el mundo están desarrollando sus propias pruebas de anticuerpos y algunos gobiernos ya anunciaron que pronto comenzarán a implementarlas en sus poblaciones.

El gobierno británico, por ejemplo, anunció que ordenó 3,5 millones de estas pruebas para identificar a quienes ya han resultado infectados con el coronavirus.

Y se espera que esta prueba será la que eventualmente ofrecerá una mejor comprensión de la mortalidad del virus y su prevalencia en la población.

«La prueba de anticuerpos será la que se utilice en el futuro para hacer un cribado a la población y ver qué porcentaje ha atravesado la enfermedad y se ha inmunizado”, señala Miguel Ángel Llamas.

Debido a su bajo costo y accesibilidad, sin duda esta prueba podría ser muy atractiva para los gobiernos principalmente para comenzar a programar el regreso a la vida normal después del aislamiento de sus poblaciones.

Dudas por resolver

Pero los expertos señalan que todavía quedan algunas preguntas por responder.

No se sabe, por ejemplo, si los anticuerpos que se detectan en la sangre brindarán suficiente protección para que una persona vuelva a exponerse al virus.

Tampoco se sabe con precisión cuánto tiempo durarán esos anticuerpos y su inmunidad.

Algunos expertos indican que, basados en estudios de otros coronavirus, como el SARS de 2003, la inmunidad contra el covid-19 podría durar varios meses o hasta un año.

Pero indican que hay que ser cautelosos porque todavía se desconoce cuánto podrá durar la inmunidad con la nueva enfermedad.

«Es probable que tengamos inmunidad durante varios meses», le dijo a la agencia Reuters el doctor Stanley Perlman, profesor de microbiología e inmunología de la Universidad de Iowa, en EE.UU.

«Pero no lo sabemos. Y esta es una pregunta sumamente importante».

 

Fuente: bbc.com

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar