Los investigadores buscan biomarcadores para la detección precoz del alzhéimer

En España hay unos 800.000 enfermos de alzhéimer, la demencia más frecuente, muy por encima de los casos de párkinson, de Huntington o de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica). Contra la dolencia, para la que no existe cura, solo fármacos que atenúan los síntomas, los investigadores buscan sistemas de detección precoz de la enfermedad. Más de un centenar de especialistas debatirán hasta el viernes en Valencia futuros tratamientos en el Congreso Internacional de Enfermedades Neurodegenerativas, que inaugura la Reina Doña Sofía.

Uno de los retos de la investigación es la identificación de biomarcadores porque algunos de ellos se alteran 10 o 20 años antes de que aparezcan los síntomas clínicos del Alzhéimer, ha explicado en la jornada previa al congreso el director científico adjunto de Ciberned (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas), Miguel Medina. 

Por qué y para qué se usan cada año 800.000 animales en laboratorios españoles

El actual sistema sociosanitario en España «no está preparado» para abordar el aumento de casos que se prevé debido al envejecimiento progresivo de la población, ha añadido la gerente de la Fundación CIEN (Centro de Investigación en Enfermedades Neurológicas) y Ciberned, María Angeles Pérez, que considera esencial la prevención y el diagnóstico precoz. 

Medina, investigador principal del proyecto Vallecas de la Fundación Reina Sofía, ha subrayado que el gran reto es encontrar fármacos que no solo modifiquen los síntomas de las dolencias sino el proceso biológico subyacente a las mismas y su progreso. «Tenemos que entender bien la enfermedad desde el punto de vista molecular y celular para poder identificar dónde podemos atacarla para ser eficaces», ha dicho.

Los fármacos existentes modifican los síntomas pero no son capaces de modificar el progreso de la enfermedad. «Como si uno tiene una infección respiratoria y le da fiebre y se toma un antipirético, que le bajará la fiebre pero la infección seguirá hasta que el sistema inmune acabe con ella. El reto es encontrar medicamentos modificadores del Alzhéimer».

El investigador de Ciberned considera que faltan recursos en comparación con otras enfermedades pero la calidad de los estudios «es mejor que nunca», aunque «estamos en fase de replantearnos la forma de abordarlo porque hasta ahora no hemos sido efectivos en los tratamientos».Según Medina, las esperanzas a corto y medio plazo están más en conseguir retrasar o prevenir la enfermedad, que en curarla.

A la apertura del simposio, previo al congreso de Valencia, que tendrá lugar del 18 al 20 de septiembre, han asistido el ministro de Ciencia, Pedro Duque, el presidente valenciano Ximo Puig, y el alcalde de Valencia Joan Ribó, entre otras autoridades políticas.

Fuente: https://elpais.com/ccaa/2019/09/17/valencia/1568731189_688399.html