En Santa Lucía, personal de desarrollo infantil del MIES se capacitó en primeros auxilios

Un total de 40 educadoras y educadores que prestan sus servicios en los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), del cantón Santa Lucía, culminaron ciclo de capacitación en primeros auxilios. El taller se realizó en coordinación con Municipio de Santa Lucía, Cuerpo de Bomberos y Ministerio de Salud, con el objetivo de precautelar la integridad física de los niños y niñas de los CDI.

Entre los principales temas que analizaron fueron: funciones respiratorias, signos vitales, las técnicas de respiración cardiopulmonar en menores de 2 años, ventilaciones y respiraciones artificiales, fracturas en accidentes, ¿qué hacer frente a un incendio?, entre otros temas. Además, los participantes recibieron prácticas de evacuación ante emergencias.

“Es necesario que nuestro personal esté preparado ante cualquier eventualidad que atente contra la vida de nuestros niños y niñas. Las capacitaciones son parte del programa de formación continua a coordinadores y educadores en desarrollo infantil, para garantizar un servicio de calidad y calidez”, explicó Vanessa Jalka, directora del MIES en el distrito Salitre.

Por su parte, Diana Román, coordinadora del CDI “Sueño y Travesuras” del cantón Santa Lucía, comentó la importancia del cuidado de los niños y niñas: “Tenemos una gran responsabilidad como educadoras en nuestras unidades de atención; y necesitamos estar preparadas frente a cualquier emergencia que se nos presente. Fue interesante conocer las técnicas de prevención y realizar prácticas de evacuación de sismo, incendios e inundaciones”.

Jessica Vásquez, analista distrital de desarrollo infantil del MIES, informó que como parte de estas capacitaciones en el mes de marzo se iniciarán los simulacros de evacuación en los 24 Centros de Desarrollo Infantil del distrito Salitre.

Cabe indicar que en los cantones de Daule, Nobol, Santa y Salitre, el MIES brinda atención y cuidados a más de 5 mil niñas y niños, a través de los servicios de desarrollo infantil integral, con una inversión que supera los 2 millones 800 mil dólares.