Las mujeres acuden más que los hombres a atención primaria y al teléfono 061

Las diferencias de género vuelven a brotar en torno al sistema sanitario. Según los informes de la Central de Resultados, la gran radiografía estadística de la sanidad catalana elaborada por la Agencia de Calidad y Evaluaciones Sanitarias (AQuAS), las mujeres visitan más al médico de cabecera que los hombres y también consultan más a través del teléfono de emergencias 061 CatSalut Respon.

Los estudios apuntan que, en 2017, se hicieron 46 millones de visitas a la atención primaria y, si bien la media catalana está en 6,2 visitas por persona atendida, en el desglose por género esta media asciende a 7,1 en el caso de mujeres y al 5,4 en el caso de los hombres. “Tenemos muchas hipótesis pero no conclusiones de trabajo. En salud mental, por ejemplo, es cultural que las mujeres lo comenten más con los médicos que los hombres”, apunta la doctora Cristina Nadal, directora del Área de Atención Sanitaria del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut).

En esta línea, la brecha de género en las consultas también se observa en las llamadas al 061. “El perfil de la población usuaria del servicio son principalmente mujeres, de menos de 64 años y con un alto nivel de formación”, sostiene el informe del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) en alusión a las llamadas al 061 CatSalut Respon. Los expertos alertan de que esta brecha de género en las visitas sanitarias requiere un análisis exhaustivo, pues trasciende las fronteras del sistema sanitario catalán.

La gran radiografía de la sanidad catalana también puso de manifiesto un incremento de la actividad hospitalaria. Nadal lo achacó especialmente al incremento de actividad contratada a los hospitales a raíz de la aplicación del plan de choque para rebajar las listas de espera. En atención primaria también crece la actividad. “El incremento de las visitas a la atención primaria es una buena noticia, siempre y cuando se refleje en un aumento de la mejora de la atención sanitaria y un decrecimiento de algunos servicios hospitalarios, lo cual se traslada en la disminución de algunas urgencias”, señaló el director del AQuAS, Antoni Dedeu.

El director del AQuAS celebró que “la foto de este año es mejor que la de años atrás”, pero advirtió de que quedan cosas por mejorar, como la coordinación entre servicios sanitarios y el tránsito de los pacientes entre niveles asistenciales. En este sentido, el informe del AQuAS apenas refleja una leve mejoría con uno de los problemas más complejos que se observan en el ámbito de salud mental: el complejo tránsito hacia la vida adulta de los jóvenes con trastornos mentales. Algo más del 40% de los menores se pierden por el camino del sistema sanitario cuando hacen el trasvase de los centros de salud mental infantiles (CSMIJ) a los de adultos (CSMA). Con todo, los datos han mejorado respecto al año pasado, cuando casi la mitad de los jóvenes de este colectivo abandonaban el sistema al cruzar al ámbito de adultos.

Los informes de la Central de Resultados también reflejan un incremento de la incidencia de la legionela, que pasa de una tasa de 3,9 a 6,1 casos por 100.000 habitantes entre 2016 y 2017. Dedeu achacó este incremento a un cambio el decreto estatal de notificación de casos, que ha reforzado la vigilancia epidemiológica. Asimismo, también han aumentado en el último año los casos de hepatitis A (la tasa pasó de 1,2 casos por 100.000 habitantes a 5,2) debido a un brote entre el colectivo gay.

https://elpais.com/ccaa/2018/09/14/catalunya/1536950317_632427.html