Freno a aborto en Argentina, pero lucha sigue en otro escenario

El aborto seguirá en la agenda política en los próximos días mediante un proyecto de reforma del Código Penal que evita las penas de cárcel para las abortistas y con el que el Gobierno busca apaciguar al combativo movimiento feminista.

Luego de que un proyecto de legalización del aborto hasta las 14 semanas de embarazo fracasara en el Senado, el Ejecutivo enviará el 21 de agosto a la Cámara alta un proyecto de reforma del Código Penal para despenalizar la práctica como una vía intermedia entre las dos posturas a favor y en contra que han dividido al país.

La iniciativa propondrá, entre otras cosas, que un juez pueda eximir de pena a la mujer que aborte, que según el Código Penal vigente puede llegar a recibir cuatro años de prisión.

Hasta ahora el aborto solo está permitido en caso de violación y riesgo para la vida o salud de la embarazada. Sin embargo, el primero no se cumple en todo el país.