Rusia comienza la producción en serie de un nuevo modelo de coches eléctricos

La empresa rusa Motorinvest, con sede en la ciudad de Lípetsk, comenzó el miércoles la producción en serie de vehículos eléctricos bajo la marca Evolute. El fabricante tiene programado producir 2.000 coches hasta fin de este año, informa el Ministerio de Industria y Comercio de Rusia.

La primera unidad en salir de la línea de ensamblaje fue un sedán Evolute I-Pro, que tiene una batería con una capacidad de 53 kW y una autonomía de 420 kilómetros. Este modelo cuenta con un motor eléctrico con una potencia de 150 CV y un torque de 260 Nm.

Los distribuidores oficiales comenzarán a aceptar pedidos de este vehículo eléctrico en octubre próximo.

“Después de la salida de varios fabricantes extranjeros, la industria automotriz rusa está pasando por un ‘reinicio’ completo”, comentó el ministro de Industria ruso, Denís Mánturov, quien señaló que la tarea de abastecer el mercado nacional con esta clase de automóviles se efectuará con apoyo del Estado. En este sentido, “los coches Evolute se suman al programa del Ministerio de Industria y Comercio de préstamos preferenciales para vehículos” y contarán con un mayor descuento, del 35 %.

Los autobuses eléctricos de otro fabricante ruso, Trolza, con sede en la provincia de Sarátov, ya han tenido éxito en América Latina desde hace años. RT

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba