Rusia 2018: Perdió, el fútbol de posesión; ganó, el contraataque y pelota parada

Siempre lo he dicho: en el fútbol una cosa es jugar bien y otra jugar bonito; a veces lo uno está relacionado con lo otro. Pero no siempre es así, para una gran mayoría el fútbol estético está vinculado a la posesión de la pelota, al juego pegajoso de amasar y amasar la ofensiva con muchos toques para generar espacios y llegar al gol, para estos líricos el Mundial de Rusia 2018 fue un golpe bajo, ver a Francia campeón los deja con la desazón.

No porque Francia juegue mal, lo galos juegan bien, en realidad muy bien; por eso son CAMPEONES DEL MUNDO con un equipo pragmático y no romántico. Cuando ataca es letal, y cuando se defiende es un bunker cerca de su arquero, que se sienten cómodo en todas las fases del juego, cuando tienen la pelota y cuando no la poseen, fue una selección que elige bien presionar la salida del contrario o replegar hasta su propio arco. Son prácticos y versátiles.

Por otra parte, Alemania, España y Brasil fueron los que más posesión tuvieron y además las grandes decepciones del torneo. De hecho, los cuatro semifinalistas del Mundial no abusaron del sostener el esférico.

Francia, Croacia, Bélgica e Inglaterra se consagraron como equipos que priorizaban la transición rápida con movimientos ofensivos trabajos y mecanizados. Unos verdaderos robots en las jugadas de laboratorio. Tanto así que de los 169 goles, 73 (el 43%) fueron tras pelota parada, lo que marca un récord en la historia.

La innovación fue tal que Inglaterra se inspiró en jugadas del baloncesto (NBA) y fútbol americano (NFL) para ser letal en balones parados. Mientras que la selección Argentina, que se fue temprano de Rusia, no marcó ni un solo gol a partir de una pelota detenida.

Real Madrid en Champions y Francia en el Mundial le clavaron una estaca al fútbol romántico en este 2018. ¿En Rusia confirmamos el génesis de la muerte del fútbol de posesión? Como le pasó a Hitler cuando quiso conquistar Moscú pero fue el inicio del fin de una era victoriosa.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba