Ricardo Rivera, tío del exvicepresidente Jorge Glas, podrá completar su condena fuera de la cárcel

Ricardo Rivera, tío del exvicepresidente Jorge Glas, se acogerá al régimen semiabierto para cumplir su condena dentro del caso Odebrecht.

Su abogado Aníbal Quinde confirmó, este 7 de diciembre del 2021, que la decisión se tomó luego de verificar que se cumplían los requisitos de ley y reglamentarios para acceder a este tipo de régimen. ”Tomando en consideración el tiempo que (Rivera) llevaba encarcelado se opta por el régimen semiabierto como beneficio penitenciario”, anotó.

El abogado Quinde había solicitado que se conceda el beneficio penitenciario de régimen semiabierto toda vez que Rivera ha pasado en la cárcel más de 1.500 días, el equivalente a casi el 70 % de los seis años que recibió como pena por el delito de asociación ilícita en el caso Odebrecht.

La resolución, emitida por el juez José Luis Jiménez, de la Unidad Especializada de Garantías Penitenciarias de Guayaquil, llegó después de casi siete meses. Desde agosto pasado, según explicó Quinde, se esperaba esta decisión.

PUBLICIDAD

El juez Jiménez convocó, para el 7 de diciembre, la diligencia a efectos de garantizar los derechos fundamentales de Rivera y resolver su situación jurídica. La audiencia, que se realizó de forma virtual, duró aproximadamente tres horas.

El magistrado tenía previsto enviar por correo electrónico la boleta de excarcelación, hasta la tarde de este martes, al centro penitenciario y, de ser así, Rivera podría salir de la cárcel hasta el miércoles 8 de diciembre.

El procesado, luego de obtener el beneficio penitenciario, deberá cumplir trece condiciones mientras dure su condena. De incumplir con las medidas, el juez tendrá la facultad de revocar el beneficio.

Entre las medidas establecidas está la prohibición de salida del país, el uso de un dispositivo electrónico y el límite de desplazamiento. Sobre este último punto, se indicó que Rivera podrá desplazarse dentro de la provincia del Guayas y viajar a Quito en caso de tener que asistir a diligencias. Además, deberá presentarse el 20 de cada mes ante alguna unidad de la Fiscalía, la más cercana, como parte de los mecanismos de control, hasta que se cumpla su pena total que culmina en 2023.

Adicionalmente, tendrá que concurrir cada semana a la casa de confianza para que ejecute las diligencias a él dispuestas y recibir terapia psicológica. “Como recomendaciones adicionales está la prohibición de acercarse, de forma comercial, a los demás procesados con los cuales está relacionado a la pena que él cursaba”, explicó la defensa del procesado.

El artículo 698 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) define el régimen semiabierto como el proceso de rehabilitación social del sentenciado que cumple con los requisitos y normas del sistema progresivo para desarrollar su actividad fuera del centro de ejecución de penas de manera controlada por el organismo técnico.

Rivera, Glas, Carlos Villamarín, Édgar Arias y Ramiro Carrillo fueron sentenciados a seis años de reclusión en calidad de autores directos del delito de asociación ilícita en la trama Odebrecht. Rivera fue detenido en 2017. A diferencia de su tío, el exvicepresidente Glas pidió que se unifiquen sus penas en los procesos que tiene en su contra para luego acogerse a la prelibertad. Aún no ha obtenido una respuesta favorable.

Glas mantiene en firme dos sentencias: una de seis años de reclusión menor ordinaria por el delito de asociación ilícita relacionado con Odebrecht y otra de ocho años de cárcel como autor mediato por instigación del delito de cohecho pasivo agravado dentro del caso Sobornos o Arroz verde. En el caso Singue, en el que se lo procesa por peculado, no tiene una resolución definitiva pues apeló el fallo. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba