Reino Unido: Rishi Sunak, el ex ministro de Finanzas, un “brexiter millonario” en la lista de los posibles sucesores de Boris Johnson

Joven, talentoso, preferido pero aún sin ser el seguro sucesor. Este antiguo banquero de inversión de 42 años se ha consolidado en pocos años como un peso pesado en el Partido Conservador del Reino Unido. Rishi Sunak, ministro de hacienda o vicecanciller británico, durante más de dos años, ha sido uno de los primeros funcionarios del gabinete en dimitir por sus diferencias con Boris Johnson.

¿Será el reemplazo de Boris Johnson en el número 10 de Downing Street? Desde siempre ha aparecido como el “candidato”, sin bien en las últimas horas la parlamentaria Penny Mordaunt parece que se le acerca y mucho.

Desde su portazo, luego de varios escándalos, un par que él protagonizó, muchos conservadores “tories” lo señalan como el sucesor natural de “BoJo”. El exministro de Finanzas, uno de los dos altos cargos que precipitó el derrumbe, fue uno de los primeros en hacer públicas sus intenciones.

“Me presento para ser el próximo jefe del Partido Conservador y vuestro primer ministro. Hay que restablecer la confianza, reconstruir la economía y unir al país”, tuiteó Sunak.

Este hijo de inmigrantes indios que pasó por la Universidad de Oxford y de la Universidad de Stanford está entre los favoritos junto a la exministra de Defensa Penny Mordaunt y la actual secretaria de Relaciones Exteriores Liz Truss .

Sin embargo, hasta hace unos años no era un figura notable o conocida por el público en general. Sin embargo, Sunak logró proyectarse como un personaje clave en el partido. Ahora está en la cima, a tal punto que podría convertirse en el próximo primer ministro británico.

Su perfil político es reciente. Rishi Sunak comenzó su carrera partidaria en 2015 cuando fue elegido por North Yorkshire. En 2016, no dudó en apoyar, desde la primera hora, los espacios de su partido pro Brexit. Para muchos una decisión audaz, incluso precoz, que llamó en ese momento la atención en favor de Boris Johnson. Este apoyo, generó que en 2019, cuando el ahora saliente primer ministro se hiciera inquilino del número 10 de Downing Street, Sunak ingresara como tesorero del gobierno.

Con su experiencia como analista del banco Goldman Sachs y empleado de un fondo especulativo, su ejercicio en este ámbito del gabinete fue muy sólido. Casado con la hija de un magnate indio, Sunak, cuyos abuelos emigraron del norte de India al Reino Unido en la década de 1960, además de acumular una importante fortuna personal antes de ingresar en la vida política, es un hombre considerado por los sectores del poder británico.

Rishi Sunak fue durante más de dos años Canciller de Hacienda, es decir Ministro encargado de Hacienda y Tesoro. Designado en febrero de 2020 con apenas 39 años, “Rish”, como lo llaman los cercanos, modeló una figura destacada dentro de los “tories”.

En abril pasado, la popularidad de Sunak fue puesta en tela de juicio tras la revelación de ‘The Independent’ que manchó el estado fiscal de su esposa millonaria, en plena crisis inflacionaria británica. En abril pasado, la popularidad de Sunak fue puesta en tela de juicio tras la revelación de ‘The Independent’ que manchó el estado fiscal de su esposa millonaria, en plena crisis inflacionaria británica.

Hasta el júltimo ueves, el ministro de Finanzas fue una vez más adelantado por los parlamentarios conservadores en la ronda de votación interna para elegir al sucesor, incluso por delante de la favorita en las encuestas, Penny Mordaunt.

Pero tampoco es el favorito de Boris Johnson. Su historia con el “BoJo” no siempre ha sido la mejor. La disensión entre los dos hombres llegó a su punto mas alto durante el verano de 2021, cuando Boris Johnson criticó su “falta de sentido político”. Cierta tibieza para medidas duras, mientras se cruzaba la crisis del coronavirus, los diferenciaron.

Sunak cultiva una imagen elegante, a tal punto, que cierta “arrogancia” ha sido vinculada y criticada por su riqueza familiar, en particular del dinero de esposa. Sus detractores también le acusan de no haber hecho lo suficiente para aliviar a los hogares asfixiados por la crisis del coste de la vida mientras la inflación batía récords, con un 9,1% en mayo.

Desatada la última crisis, derivada de un escándalo “sexual” de un funcionario británico, Sunak fue, junto con Sajid Javid, el ex ministro de Salud, el primer peso pesado del gobierno en renunciar al gobierno el 5 de julio, citando “enfoques fundamentalmente demasiado diferentes” con Boris Johnson.

Los renunciantes cuestionaron a “BoJo” por su comportamiento en el asunto “Party Gate”, estas fiestas organizadas en el número 10 de Downing Street mientras los británicos estaban confinados en sus casas. El 8 de julio, al día siguiente de la renuncia de Boris Johnson, Rishi Sunak se declaró oficialmente candidato a la dirección del Partido Conservador y por tanto al cargo de primer ministro.

Los escándalos sobre los destinos fiscales de la mujer de Sunak, le restan simpatías y apoyos. Sunak conoció a su esposa, Akshata Murthy, mientras estudiaba en Stanford. Se casaron en 2009 en la ciudad donde nació su esposa, Bangalore. Akshata Murthy es la hija de un hombre de negocios indio millonario, Narayana Murthy. Co-fundador de Infosys, es uno de los hombres más ricos de la India. Según la revista “Forbes”, su fortuna llega a 3.500 millones de euros.

Fue el hombre fuerte de Boris Johnson. Sin embargo, Sunak se convirtió en uno de los altos rangos en pegar un portazo en Downing Street.Fue el hombre fuerte de Boris Johnson. Sin embargo, Sunak se convirtió en uno de los altos rangos en pegar un portazo en Downing Street.

En abril pasado, la popularidad de Sunak fue puesta en tela de juicio tras la revelación de ‘The Independent’ que manchó el estado fiscal de su esposa. De acuerdo a la publicación, su mujer se beneficia del estatus de “no domiciliado” (“non dom”, en inglés), figura que le le habría permitido a Akshata Murthy estar exento de impuestos sobre sus ingresos extranjeros y así evitar pagar varios millones de libras en en Reino Unido. Estas revelaciones sacudieron o a los británicos, en particular en un momento donde los datos inflacionarios son records y el poder adquisitivo esta fuertemente debilitado. Sunak es el hombre que maneja las finanzas del reino.

En el CV del candidato más apoyado, pero no por eso el favorito, hay mas datos: al dejar Goldman Sachs, donde fue pasante, pero además consiguió un puesto como analista junior, se unió a The Children’s Investment Fund (TCI), uno de los fondos de cobertura más destacados de Londres. Posteriormente dirigió su propio fondo de cobertura, Theleme Fund, en 2010 con ex socios de TCI.

Rishi Sunak también fue director de Catamaran Ventures, un fondo de capital de riesgo propiedad de su suegro. La fortuna del exministro ascendería, según el ‘Sunday Times’, a 860 millones de euros.

La prensa europea aún lo ve como un joven talentoso, un hombre de negocios. Un rico “brexiter”, un producto del imperio Británico 2.0. Un recién estrenado político con una carrera meteórica. Un liberal, apasionado por las finanzas, que de joven estaba desinteresado de la politica.

Fuente; Infobae

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba