Noticias

Recogen versión de clérigo por supuestos abusos en Cuenca

La esperada declaración del sacerdote César Cordero ante la Fiscalía del Azuay por el presunto delito de violación no duró más de quince minutos.

Desde el pabellón de cuidados intermedios del hospital Universitario católico y en compañía de sus abogados, el religioso dio su versión sobre la acusación de violación a niños que se le imputa.

La entrada al hospital estuvo resguardada por policías y guardias privados . Uno de ellos portaba sobre el hombro derecho una cámara tipo GoPro con la que filmaba todo lo que acontecía a su alrededor.

En la entrada de la calle Manuel Vega se encontraban varios agentes de la Policía Judicial vestidos de civil. En los alrededores de la puerta de la calle Pío Bravo se generó un movimiento de transeúntes y estudiantes de la Universidad Católica y se agolparon a preguntar qué sucedía.

La diligencia fue reservada. Cerca de las 10:15, la secretaria de la fiscal Fernanda Aguirre se retiró del sitio de manera disimulada. Caminó por la acera de enfrente confundida entre los peatones y apresuradamente se subió al auto oficial de color verde que estaba estacionado una cuadra más abajo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar