Recep Erdogan anunció que el referéndum presidencialista en Turquía será el 16 de abril

El referéndum constitucional para convertir a Turquía en una república presidencialista tendrá lugar el 16 de abril, anunció el jefe de Estado, Recep Tayyip Erdogan.

“Este sistema nos tiene puestas las esposas. ¿Romperemos el 16 de abril estas esposas?”, preguntó Erdogan en un discurso de inauguración de un depósito de gas en la ciudad de Aksaray, en el centro de Anatolia.

Varios altos cargos del gobierno turco habían adelantado ya que la fecha más probable del referéndum sería el 16 de abril, aunque aún falta que se haga pública la decisión de la Junta Suprema Electoral (YSK), que debe fijar el día.

La propuesta había sido aprobada el 20 de enero en el Parlamento con una mayoría de tres quintos gracias a los votos del partido gubernamental, el islamista AKP, y el ultranacionalista MHP, con la tajante oposición del socialdemócrata CHP y el izquierdista HDP.

La reforma propuesta por Erdogan entrega todo el poder ejecutivo en Turquía al presidente del país y elimina el cargo de primer ministro, jefe del gobierno en el actual sistema.

Este viernes, Erdogan no dejó dudas sobre la importancia de votar a favor de la reforma, al comparar un sí en el referéndum con la resistencia de la población con el fallido golpe de Estado del 15 de julio pasado, y calificar ambos de un ejemplo de rechazo a enemigos de la nación.

“El 15 de julio, esta nación frenó a pecho descubierto a los tanques, los cazas F-16, a los helicópteros. Ahora viene el 16 de abril. El ‘sí’ del 16 de abril será una repetición de aquello”, vaticinó Erdogan.

En otro orden, horas antes del anuncio del mandatario, al menos 11 personas fueron detenidas en Ankara en una protesta por el despido esta semana de unos 330 profesores universitarios y académicos por supuestas actividades contra la seguridad del Estado.

La Policía turca usó gas lacrimógeno y pelotas de goma para evitar la entrada de un grupo de manifestantes a la Facultad de Ciencias Políticas y Comunicación de la Universidad de Ankara y tampoco permitió acceder a los profesores al campus.

“Somos profesores de esta universidad. Pronto no podréis encontrar docentes que enseñen a vuestros hijos”, gritaron varios profesores en la entrada del campus.

Varias asociaciones de periodistas del país escribieron una carta a los docentes despedidos para expresarles su solidaridad. “Os escribimos como periodistas: algunos de los nuestros están en la cárcel, otros despedidos como vosotros y otros aún intentamos contar la verdad”, rezaba el comunicado.

“Ahora, bajo un estado de emergencia declarado para luchar contra un golpe de Estado, ustedes han sido alejados de sus clases y de sus estudiantes por decretos bajo el pretexto de combatir golpes de Estado”, añadía.

Esta semana, el gobierno turco expulsó a cerca de 4.500 funcionarios mediante un decreto emitido bajo el estado de emergencia, declarado tras la intentona golpista de julio de 2016.

Desde la entrada en vigencia del estado de emergencia cerca de 3.000 docentes universitarios han sido despedidos, mientras que la cifra de profesores de primaria o secundaria alcanza los 35.000.

Fuente: Infobae

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba