Rebaja en pensiones educativas y ajustes en tarifas de servicios básicos, entre beneficios de la Ley de Apoyo Humanitario

Una rebaja del 25 % de las pensiones educativas, suspensión temporal de desahucio en materia de inquilinato y de cortes de servicios básicos, y la reprogramación de deudas con entidades financieras son algunos de los beneficios que constan en la Ley de Apoyo Humanitario; y que se publicó el viernes pasado en el Registro Oficial.

Dalenberg Ballesteros es uno de los padres de familia del Centro de Estudios Espíritu Santo, en Guayaquil, y tiene dos hijos. Perdió su empleo en la pandemia y considera positivo la rebaja de las pensiones en el 25 % que estipula la normativa en el artículo 3.

Este texto menciona que los centros de desarrollo infantil, instituciones educativas particulares, fiscomisionales y municipales y demás otorgarán descuentos de hasta el 25 %, si se demuestra la disminución de ingresos. Además, estas instituciones no podrán suspender las clases ni evaluaciones a los estudiantes.

Ballesteros cree que se debería aplicar otro descuento: “Las instituciones educativas debieron implementar, aparte del descuento del Gobierno, el 40 % menos al valor de las pensiones, porque ya no tienen costos que asumir como agua y energía”, dice.

En la normativa, además, señala que en caso de falta de pago de hasta 6 meses, el Estado brindará facilidades para que los estudiantes se mantengan dentro del sistema.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba