Real Madrid venció a Liverpool y comienza a ilusionarse con las semis

En el partido de ida de la llave de cuartos de final de la Champions , Real Madrid venció por 3-1 a Liverpool en el Alfredo Di Stéfano y sacó una diferencia importante pensando en el partido de vuelta de la próxima semana en Anfield .

El conjunto merengue fue mucho más que su rival a lo largo de los 90 minutos, excepto por una ráfaga corta de buen fútbol de los Reds al inicio del complemento.

La gran figura de cuadro de Zinedine Zidane fue Vinicius Jr., que estuvo imparable para una defensa roja que sintió más que nunca las ausencias de sus habituales titulares. Lo cierto es que, cuando los Blancos tuvieron algunos -pocos- pasajes de imprecisión, los propios defensores del equipo de Klopp se encargaron de darles nuevas oportunidades con errores costosísimos en la última línea del campo.

El primer gol del partido, sin embargo, fue una obra de arte merengue: tras un pase excepcional desde atrás de mitad de cancha de Toni Kroos, la pelota pasó la línea de los defensores de Liverpool y le quedó a Vinicius Jr., quien, tras una corrida impresionante, paró la pelota de pecho y luego definió cruzado tras la salida de Alisson.

El arquero brasileño tampoco pudo hacer mucho en el segundo gol del Madrid. Y sus compañeros no lo ayudaron. Es que, luego de un pelotazo, Alexander-Arnold rechazó de cabeza hacia el medio de la cancha. La pelota le quedó a Asensio, que primero pasó la pelota por arriba del guardavalla y luego definió con el arco vacío.

Tras este baldazo de agua fría, Klopp no tuvo que otro remedio que mover el banco: Thiago Alcántara ingresó por Naby Keita antes del descanso. La reacción, igualmente, llegaría en los primeros minutos del complemento, donde los Reds se instalaron cerca del área del Madrid antes de marcar el gol del descuento a través de Mohamed Salah.

Pero Zidane sabía lo que estaba haciendo: el Madrid es uno de los equipos que mejor juega de contra en todo el viejo continente. Y mientras Liverpool seguía buscando los espacios, el Merengue aprovechaba las salidas rápidas.

Así fue como llegó el tercer gol. Después de que Asensio desperdiciara un dos contra uno en ataque, Vinicius no perdonó en la próxima jugada con un derechazo dentro del área tras un pase de Luka Modric.

El cierre del partido bajó en intensidad y emociones. Liverpool no pudo marcar un tanto que le hubiese dado un poco más de vida de cara a la vuelta, mientras que el Madrid se conformó con la ventaja de dos goles. Así, todo se definirá en Anfield el miércoles de la próxima semana. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba