Real Madrid se lo dio vuelta a PSG y lo eliminó con una gran noche de Benzema

Cuando todo parecía que iba a quedar en favor de Paris Saint-Germain, no fue así. Real Madrid dio una muestra de carácter con un gran rendimiento de Karim Benzema, que anotó un hat-trick y ganó por 3-1 en la revancha de los octavos de final de la Champions League para clasificarse a cuartos.

Con un ida y vuelta constante y una gran cantidad de jugadas de peligro, brindaron un gran espectáculo de fútbol, pero solo uno iba a lograr el pase a la próxima instancia. Y ese terminó siendo el que tuvo a Benzema de su lado, que decoró una noche exquisita en el Santiago Bernabéu.

El Merengue asumió la responsabilidad por ser local y por el resultado de la ida, con Karim Benzema como bandera, pero el equipo de Mauricio Pochettino no le cedió terreno y con el poder ofensivo entre Kylian Mbappé y Neymar se las ingenió para lastimar.

Benzema tuvo varias situaciones en las que, sobre el borde del área, exigió a Gianluigi Donnarumma en más de una ocasión, aunque sin poder romper el cero. Por el lado de PSG lo mismo, pero Mbappé no estuvo fino a la hora de definir frente a Thibaut Courtois.

Claro, hasta que Leandro Paredes robó el balón en defensa, cedió para Neymar y este la jugó larga para la corrida de Kylian al área, que definió al primer palo y no perdonó al arquero. Sin embargo, en el complemento, cuando parecía que la fiesta iba a ser de la visita todo cambió.

Benzema hizo gala de su jerarquía y no tuvo piedad alguna cuando Mbappé se preparaba para ser la figura del encuentro. En solo 17 minutos modificó la historia por completo para que la clasificación quede en manos del Madrid, que parecía vencido, pero nunca bajó los brazos.

El 9 forzó una mala salida de Donnarumma que le quedó a Vinicius Jr, quien lo asistió para que empuje el balón a la red. El descuento le devolvió el alma al cuerpo, porque a partir de allí retomó la iniciativa y se aprovechó de las desatenciones en defensa del conjunto parisino.

Poco después, Luka Modric cedió con clase para Benzema, que no dudó en rematar de mediavuelta al arco para igualar la serie en el global, pero un instante después volvió a golpear tras otro error en la salida del PSG, que padeció sus propias fallas.

Marquinhos, en el intento por impedir un ataque de Vinicius y jugar con un compañero, le sirvió la pelota a Benzema, que no perdió tiempo en pararlo sino que definió de primera al palo izquierdo de Donnarumma, que no llegó a rechazarlo. Y desató la euforia.

 

A partir de allí, los de Carlo Ancelotti presionaron la salida a un equipo que sufrió cada uno de ellos. De hecho, el local estuvo muy cerca de ampliar la diferencia en varias oportunidades. Benzema, Vinicius y Modric lo tuvieron, pero sin la puntería suficiente.

Incluso Lionel Messi lo tuvo de tiro libre, pero salió apenas alto. El árbitro decretó el final del juego, lo que provocó el estallido de alegría en el estadio con los hinchas del Merengue y la total desazón en PSG. Ahora, Real Madrid espera por conocer su rival en cuartos de final. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba