Quito se acercará más a la época lluviosa en los próximos días

Las mañanas con sol, vientos y lluvias ocasionales, tardes con nubosidad y noches frías han sido usuales durante este septiembre en Quito, y en toda la Sierra, donde continúa la temporada de transición de la época seca a la lluviosa.

Pero el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) prevé el retorno paulatino de las lluvias, desde la próxima semana.

A partir de este domingo, 26 de septiembre del 2021 y sobre todo luego del jueves 30, se prevé un incremento en la frecuencia de lluvias respecto a los últimos meses. También se espera que la nubosidad aumente sobre Quito y el callejón interandino. Asimismo, la temperatura descenderá paulatinamente en los próximos días.

Ayer, sábado 25, se registró la mayor intensidad de corrientes de viento en lo que va de la temporada, con ráfagas ocasionales que alcanzaron los 50 kilómetros. Durante esta semana con el incremento de las lluvias se espera una disminución de la velocidad del viento.

Vladimir Arreaga, analista de pronósticos del Inamhi explica que la estación seca ha sido atípica, y se ha vivido con lluvias en junio, julio y agosto.

Por ello, la cantidad de incendios forestales se redujo durante los meses pasados en relación con la época seca del 2020.

La radiación solar también será menor en los próximos días. Debido a la ubicación geográfica del país (sobre la línea ecuatorial), hay una alta exposición de los índices de radiación ultravioleta, sobre todo en el callejón interandino y cuando hay cielos despejados.

La temperatura máxima que se alcanzará este domingo será de 23° centígrados. En el transcurso de la semana se llegará incluso a los 24°C alrededor del mediodía.

Para la zona sur de Quito se avizoran temperaturas menores. Según Arreaga, esto sucede porque es una zona de mayor altitud y es más abierta.

Las lluvias que llegarán en los siguientes días tendrán su origen en las perturbaciones que se presentan en la cuenca amazónica brasileña, y que por la circulación del viento ingresan a la Amazonía ecuatoriana y llegan al callejón interandino.

Pero, además, en Quito hay procesos locales que generan lluvias. Esto ocurre cuando la ciudad amanece con altos contenidos de humedad y luego, en el transcurso del día, se presenta una fuerte radiación solar que la evapora. Esos cambios generan nubes y lluvias in situ, entre moderadas y fuertes, incluso con tormentas eléctricas.

Un comportamiento similar también ocurrirá desde el próximo jueves 30 de septiembre del 2021. Para ese día también se pronostican bancos ocasionales de neblina, principalmente al amanecer y en las primeras horas de la mañana.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba