¿Qué son los tics y cuándo hay que preocuparse por ellos?

Me desperté y a las pocas horas empezó el tic. Sentía que el párpado superior de mi ojo izquierdo se movía rápidamente. Ya han pasado varios días y el tic sigue, viene y se va.

A veces desaparece por horas, pero regresa en intervalos breves. No es la primera vez que me pasa, pero sí es la primera vez que lleva varios días. ¿Debería preocuparme?

“Un tic en el ojo del tipo pestañeo o guiño o extensión de los músculos internos del ojo con mirada hacia arriba u otros lados es simplemente un síntoma más. En ocasiones es común aunque puntual que adultos sientan una especie de fibrilación en el párpado no perceptible desde fuera”, le explicó a BBC Mundo María Pilar de Castro Manglano, doctora de la Clínica Universidad de Navarra, en España.

“Este fenómeno suele acontecer ante el cansancio físico, agotamiento o falta de sueño y no constituye ningún trastorno en sí mismo ni puede decirse que es un tic”, señaló De Castro.

El descanso, de acuerdo con la especialista en Psiquiatría y Psicología Clínica, es en muchos casos la solución.

De acuerdo con De Castro Manglano, si el tic del ojo es “muy molesto para quien lo padece, intenso y persistente” es necesario hacer un diagnóstico certero y tratarlo con medicación específica o métodos psicoterápicos.

Realmente, el movimiento en mi párpado no es molesto ni doloroso, sólo inesperado.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba