Que el juicio a Atamaint llegue al pleno no garantiza una sanción

El criterio es mayoritario. La defensa de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Diana Atamaint, ante la Comisión de Fiscalización no convenció a los integrantes de las bancadas legislativas que conforman el acuerdo legislativo por la gobernabilidad -Alianza PAIS (AP), Bancada de Integración Nacional (BIN) y CREO-. Ellos consideran que el juicio político debe bajar al pleno para que se resuelva. Cinco horas le tomó a la titular del organismo del sufragio defenderse.

Las máximas autoridades de la Asamblea, César Litardo (de AP), presidente, y César Solórzano (del BIN), vicepresidente, se pronunciaron para que la solicitud de interpelación llegue al pleno. Se sumó a esta posición el asambleísta Homero Castanier (de CREO).

“El juicio político debería pasar al pleno. He visto varias intervenciones con mucha preocupación. He visto cómo algunos consejeros del CNE han manifestado un supuesto reparto de las administraciones provinciales, lo que genera mucha preocupación”, señaló el titular del Legislativo, César Litardo.

Criterio con el que coincide el vicepresidente Solórzano. Para él, existen las pruebas suficientes para desde la Comisión de Fiscalización recomendar el enjuiciamiento político de la titular del organismo del sufragio. Sostuvo que lo que se requiere es corregir errores que se han cometido, a fin de que se garanticen las elecciones que se cumplirán el próximo año.

Desde el lado de CREO, los argumentos fueron los mismos para justificar que el tema pase al pleno. Incluso fueron más allá. Homero Castanier rechazó los pronunciamientos que han surgido en las últimas horas acerca de que con la aprobación y la puesta en vigencia de las reformas al Código de la Democracia, Atamaint puede “blindarse” al convocar a periodo electoral. “Es un proceso ya iniciado que tiene que terminar con un informe en la Comisión de Fiscalización que recomiende que el tema vaya al pleno”, sentenció el legislador.

En los pasillos de la Asamblea se afirma que en la reunión de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, con los asambleístas de PAIS también se resolvió que el juicio vaya al pleno.

Sin embargo, el hecho de que el tema pase al pleno no garantiza que Atamaint sea censurada y destituida. En esta instancia la actuación de socialcristianos y correístas pesará mucho, ya que entre las dos agrupaciones tienen casi 50 votos. Para una sanción a la presidenta del CNE se requiere de 91 votos.

La historia de los juicios políticos en los últimos años en la Asamblea ha sido diversa pero con pocos resultados concretos. En la década anterior no hubo fiscalización y a la Comisión se la llamo ‘de archivo’. En este último período, en cambio, se han dado algunos juicios, pero con pocos resultados.

La primera en ser enjuiciada fue la excanciller María Fernanda Espinosa, contra quien no hubo resolución. Le siguió la exministra de Salud Verónica Espinosa, a quien lograron censurar luego de dos intentos, aunque para ese entonces ya no era ministra. Siguieron los cuatro vocales del Consejo de Participación Ciudadana, encabezados por José Tuárez, que fueron censurados y destituidos.

De ahí se archivó en la Comisión de Fiscalización el juicio contra la ministra de Gobierno, María Paula Romo. El juicio contra el ministro de Finanzas, Richard Martínez, está paralizado porque su acusador, Yofre Poma, esta preso. En tanto que la interpelación al exministro de Cultura Raúl Pérez Torres está sin resolverse porque tras la reconsideración no se ha votado la moción de censura. Un nuevo juicio a la ministra María Paula Romo todavía está en trámite.

Fuente: Expreso

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba