Prisión preventiva para autor de ataque mortal con arco y flechas en Noruega

El individuo, que deberá permanecer en régimen de aislamiento, no compareció en la vista celebrada en el juzgado de Buskerud, ya que ayer fue transferido a los servicios de salud para ser sometido a un examen psiquiátrico, informó la Fiscalía.

La Policía ha confirmado que Espen A.B., de 37 años, es un converso al islam radicalizado que estuvo bajo el radar de los servicios de inteligencia noruegos (PST), y que creen que todo “apunta” a un atentado terrorista.

Aunque posee nacionalidad danesa (por su madre), nació y ha residido casi toda su vida en ese municipio de unos 28.000 habitantes al suroeste de Oslo, según medios noruegos, que revelaron que ha tenido problemas psiquiátricos serios con anterioridad.

Espen B. fue condenado en 2012 a 60 días de prisión condicional por robo y posesión de drogas; y en julio de 2020, un tribunal dictó seis meses de prohibición de visita a su familia en Kongsberg por amenazar de muerte a su padre y entrar en su casa con una pistola.

Medios noruegos han difundido un video suyo de 2017 en el que lanza amenazas en noruego y en inglés y afirma su condición de musulmán, por el que un conocido suyo advirtió a las autoridades.

La Policía da por seguro que actuó solo y ha confirmado que usó más armas en el ataque.

“No hay ningún motivo para creer que fue planeado. Nada indica tampoco que fuera una situación en una tienda la que provocó sus actos”, dijo hoy al canal TV2 la fiscal Ann Iren Svane Mathiassen.

Más de media hora recorriendo el centro de la ciudad

Las autoridades recibieron a las 18.13 hora local (16.13 GMT) del jueves un aviso sobre un hombre con un arco y flechas que se movía por el centro de Kongsberg, y cinco minutos después varios agentes tuvieron contacto con él, pero logró escapar después de dispararles.

Fue en la media hora siguiente hasta su detención a las 18.47 cuando, según cree la Policía, que el individuo, que recorrió una amplia zona del centro, mató a cuatro mujeres y un hombre, de entre 50 y 70 años, e hirió a tres personas más.

El primer intento fallido de detenerlo ha hecho que aparezcan algunas críticas en medios noruegos a la policía y se especule con la posibilidad de que se abra una investigación interna.

En la captura se movilizaron 22 patrullas, helicópteros y policías de cuerpos especiales llegados de la capital, mientras se pedía a los residentes que no salieran de sus casas.

El primer ministro noruego, Jonas Gahr Støre, visitará hoy Kongsberg para reunirse con las autoridades locales y hacer una ofrenda floral.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba