Primer ministro Haití rechaza acusaciones por asesinato de Moise

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, se defendió el jueves de las sospechas en su contra en la investigación del asesinato del presidente Jovenel Moïse, las que calificó como “un alboroto” motivado por “intereses políticos”.

El jefe de gobierno criticó en un comunicado en redes sociales “el alboroto orquestado a nivel nacional e internacional en torno a las conversaciones telefónicas que se produjeron la noche del vil asesinato del presidente”.

Moise fue asesinado a tiros el 7 de julio por un comando armado en su casa en Puerto Príncipe y continúan las dudas sobre quién estuvo detrás del ataque.

El martes, el comisionado del gobierno de Puerto Príncipe, equivalente al fiscal, pidió al juez encargado de investigar el caso que procese a Henry, argumentando de que habría mantenido llamadas telefónicas con uno de los principales sospechosos pocas horas después del atentado, Joseph Félix Badio.

Exintegrante de la unidad anticorrupción, dependiente del Ministerio de Justicia, Badio habría sido geolocalizado en el área donde se encuentra la residencia privada de Jovenel Moïse durante las llamadas realizadas a Ariel Henry a las 04H03 y 04H20 de la mañana.

Unas horas después de esta acusación, Henry anunció la destitución del fiscal por “falta administrativa grave”. También fue reemplazado el secretario del consejo de ministros.

“Es difícil hoy precisar los nombres de todos los que me llamaron o la naturaleza de la conversación, máxime cuando no pude atender todas las llamadas”, dijo el primer ministro la noche del jueves.

Designado primer ministro por Moise menos de 48 horas antes de la muerte de este último, Henry añadió que “las conversaciones con personas contra las que se formulan acusaciones no pueden, en ningún caso, utilizarse para incriminar a nadie”.

Cuarenta y cuatro personas, entre ellas 18 colombianos y dos estadounidenses de origen haitiano, han sido detenidas en relación con la investigación del asesinato de Moise, cometido sin que ningún policía de su guardia privada resultara ni siquiera herido.

 

Fuente: dw.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba