Presidente del Senado de Colombia aclara que el restablecimiento de relaciones con Venezuela es “facultad exclusiva” del Iván Duque

El presidente del Senado de Colombia, Juan Diego Gómez Jiménez, aclaró que “cualquier avance” en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Venezuela –rotas desde febrero de 2019–, “es facultad exclusiva” del presidente Iván Duque, a través de la Cancillería.

A través de su cuenta de Twitter, Gómez hizo la declaración a propósito de la propuesta de normalización de relaciones con Venezuela, que fue aprobada por unanimidad en el Senado el pasado 19 de octubre y recibida de manera favorable por la Asamblea Nacional venezolana.

“De ninguna manera [esa resolución] sustituye las facultades constitucionales del manejo de las relaciones internacionales que encabeza el presidente Iván Duque”, insistió Gómez, un día después de que el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, aplaudiera la iniciativa legislativa del Senado colombiano.

¿Por qué hubo polémica?

En medio de las crecientes tensiones entre Duque y Maduro, la propuesta del Senado colombiano fue recibida con beneplácito por Caracas, que manifestó la “plena disposición” de avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales.

No obstante, horas más tarde, Gómez recordó que Duque había “sido categórico en afirmar que el Estado colombiano no reconoce al gobierno de Nicolás Maduro”. Sin embargo, dijo que aunque los integrantes del Senado son “respetuosos de la potestad del presidente en el manejo de la política exterior”, siguen manteniendo su “disposición de fomentar el diálogo social”.

En una rueda de prensa ofrecida el miércoles junto al secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, desde Bogotá, Duque ratificó su postura de no reconocer al gobierno venezolano.

“No vamos a reconocerlo, sería una claudicación”, indicó el mandatario colombiano, que recordó que su país solo admite al exdiputado opositor Juan Guaidó como máximo representante de Venezuela, “como también lo ha hecho el Gobierno de los EE.UU.”.

En la misma línea se expresó la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, quien calificó como “totalmente inaceptable” la proposición enviada por el Senado colombiano al parlamento de Venezuela, a inicios de semana, y la tachó de “un error que desafortunadamente se cometió”.

Asimismo, aseguró que ese “error” ya había sido subsanado con la aclaratoria del senador Gómez. Por su parte el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, defendió que su país no tenga relaciones con el Gobierno de Maduro, al que califica de “régimen dictatorial”.

Venezuela respalda al Senado

En Caracas, el Parlamento venezolano aprobó este jueves, de forma unánime, el acercamiento entre los parlamentos de Colombia y Venezuela para abordar de manera conjunta lo relacionado a la normalización de las relaciones comerciales y diplomáticas.

Los diputados venezolanos acordaron en plenaria crear dos comisiones. La primera ejercerá funciones como un “Grupo de Amistad Parlamentario con Colombia”, que presidirá el parlamentario Didalco Bolívar e incorporará a varios legisladores de distintas tendencias políticas.

La segunda será una “Comisión Mixta” para establecer las relaciones entre ambos parlamentos, que tendrá como titular al diputado opositor Timoteo Zambrano y fundamentará su trabajo en tres líneas: la normalización de las relaciones diplomáticas, la regularización de las relaciones comerciales y la verificación de las buenas prácticas de intercambio de bienes y servicios.

Durante el debate parlamentario, el diputado Zambrano indicó que la propuesta del Senado colombiano fue en respuesta a una comunicación enviada por la Comisión de Política Exterior del parlamento de Venezuela, lo que consideró un “antecedente importante” de la voluntad que hay para “conseguir una ruta de entendimiento”.

También se pronunció el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, quien desestimó la reacción adversa de Duque ante la posibilidad de normalizar las relaciones e invitó al Senado de Colombia “a no atender esa política de odio” ni “esos espumarajos de rabia”.

“La intención del Senado de Colombia es clara, no es robarse atribuciones, es sustituir una política fracasada y reconocer que se equivocaron. De sabios es reconocer cuando uno se equivoca. De parte nuestra es un ejercicio de cordura decirles: ustedes tienden su mano, nosotros tendemos la nuestra para estrecharlas y trabajar”, expresó Rodríguez.

 

Fuente: actualidad.rt.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba