Noticias

Prefecta Mónica Becerra inspeccionó avance en vía que conecta a Guayas y Manabí

Con un avance del 35%, ya son visibles las mejoras por los trabajos de rehabilitación y asfaltado de 16,10 kilómetros de la vía Balzar-San Pableño-Y de San Isidro, en el cantón Balzar. La importancia de esta obra que ejecuta la Prefectura radica en que constituye un nuevo polo de conexión entre Guayas y Manabí.

Los trabajos fueron inspeccionados, la mañana de este jueves 7 de febrero de 2019, por la prefecta del Guayas, Mónica Becerra. La obra contará con asfaltado integral de 3 pulgadas, señalización horizontal y vertical, sistema de drenajes y alcantarillas; además, incluye la construcción de un nuevo puente, de 25 metros de longitud, sobre el estero San Pableño, de estructura mixta (vigas metálicas y loza de hormigón).

“La obra cuesta aproximadamente 8’700.000 dólares. Fue planificada y gestionada por nuestra administración, previendo que sea ejecutada en 240 días. Ya han transcurrido unos 3 meses y medio desde su inicio, y podemos ver avances, pero puede haber alguna diferencia en el tiempo de entrega debido al invierno”, explicó la ejecutiva guayasense.

La labor que realiza la Corporación Provincial corresponde a la primera fase de un proyecto vial que comprende un total de 33 kilómetros. La segunda fase contempla el mejoramiento hasta el límite con la provincia de Manabí, cerca del sector de San Juan de la Cucaracha. Tanto la entrega de la primera fase como la ejecución de la segunda quedarán a cargo de la próxima administración.

“Esta obra fue solicitada por la población, pues la vía une a Guayas con Manabí, llegando al sector de San Juan de la Cucaracha. Es una ruta muy comercial en lo que a agricultura y ganadería se refiere, pues los productos que se llevan de una provincia a otra llegan mucho más rápido que por otros caminos”, explicó Pedro Gómez, subdirector de Obras Públicas de la Prefectura.

Desde ya, la labor es bien vista por los moradores. “Esta obra es muy necesaria. Este sector siempre ha estado abandonado y el camino estaba demasiado feo, era peligroso, había asaltos, era demorado porque no se podía andar bien”, comentó Iván Castro, agricultor de 44 años y habitante del recinto El Progreso.

Castro explicó que, antes de que se iniciara la obra, tardaba una hora y 40 minutos en ir desde su vivienda hasta la cabecera cantonal en su moto. En casos de emergencia, era imposible trasladar a alguien rápido. “Ahora ya rodamos mejor. Gracias a la prefecta por arreglar esta vía”.

Otro usuario es el agricultor Ulises Espinoza, de 37 años, quien realiza sus faenas en El Chaparral. “Están muy bien los arreglos que la Prefectura hace en esta vía. Era necesario que la atiendan porque por aquí pasan muchos vehículos, buses, y las personas vienen de poblaciones como Ayacucho, Santa Ana, Pueblo Nuevo, La Unión y muchas más”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba