Powell acelerará la retirada de los estímulos porque la inflación ya no es transitoria

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, claudicó ante la insistente presión de los precios en Estados Unidos y aseguró este martes ante el Comité Bancario del Senado que es el momento para retirar la transitoriedad a la hora de referirse a la inflación. Un cambio de guión que vino acompañado de una velada posibilidad de que el banco central estadounidense acelere la retirada de sus estímulos en la próxima reunión prevista para el 14 y 15 de diciembre.

 

“Tendemos a usarlo para significar que no dejará una marca permanente en forma de mayor inflación”, aclaró Powell ante su previo uso del adjetivo “transitorio” al referirse al mayor repunte de los precios en más de tres décadas a este lado del Atlántico. “Creo que es un buen momento para retirar esta palabra y tratar de explicar más claramente lo que queremos decir”, añadió.

Según sus explicaciones, en este momento, la economía de EEUU es muy fuerte y las presiones inflacionistas son mayores, por lo que, en su opinión, sería apropiado considerar la finalización de la reducción de las compras de activos de la Fed antes de lo inicialmente previsto. En este sentido, el guardián que vela por lograr el pleno empleo y mantener la inflación estable en una media del 2% adelantó que espera que esta discusión forme parte de los temas a tratar en el Comité Federal de Mercados Abiertos (FOMC, por sus siglas en inglés), el órgano encargado de dictar la política monetaria estadounidense.

La renta variable en EEUU no tardó en reaccionar a estas declaraciones ahondando en las caídas ya implantadas desde el comienzo de la negociación. Paralelamente, los rendimientos de la deuda pública americana iniciaron una nueva escalada. Los comentarios de Powell azuzaron la preocupación de los inversores, ya de por sí inquietos por el impacto que pueda tener la variante Ómicron del Covid-19.

Precisamente, tanto el presidente de la Fed como la secretaria de Tesoro, Janet Yellen, quien también compareció ante este comité de la Cámara Alta perfilaron el reciente aumento de las infecciones de Covid-19 y la aparición de la variante Ómicron como riesgos tanto para el mercado laboral como la actividad económica. Powell también dijo que esta situación aumentaría aún más la incertidumbre en lo que a la inflación respecta.

La batalla entre Wall Street por atinar con la hoja de ruta de la Fed para subir los tipos

La batalla entre Wall Street por atinar con la hoja de ruta de la Fed para subir los tipos

El FOMC anunció oficialmente a comienzos de noviembre el comienzo en la reducción de su programa de compra de deuda, que desde el pasado marzo ascendía a 120.000 millones de dólares al mes. El recorte en estas compras, también conocido como tapering, arrancó a ritmo de 15.000 millones de dólares al mes (10.000 millones en bonos del Tesoro y 5.000 millones en activos respaldados por hipotecas).

La posibilidad de acelerar la reducción de estas compras en la última comitiva del año coincide con las previsiones realizadas por múltiples mesas de inversión. Desde Goldman Sachs o Deutsche Bank anticipan que la Fed duplicará el ritmo de su recorte hasta los 30.000 millones de dólares (20.000 millones en bonos del Tesoro y 10.000 millones en activos hipotecarios) con el objetivo de dar por finalizado el tapering en el primer trimestre de 2022. A partir de entonces, ambos bancos así como el indicador FedWatch de la CME atisban 3 subidas de tipos de interés de 25 puntos básicos cada una, una en junio otra en septiembre y una última en diciembre.

Fuente: Revista El Economista 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba