Portugal, ¿el nuevo paraíso de las criptomonedas?

A diferencia de países como, por ejemplo, España o EEUU, que tratan las monedas virtuales como una propiedad y la grava de forma similar a las acciones o los bienes inmueblesPortugal considera las criptomonedas como una forma de pago. Esta distinción supone un cambio de juego con respecto a los impuestos.

“Las ganancias de capital resultantes de las transacciones de criptomonedas, como el cobro y las operaciones entre criptomonedas, no están sujetas al impuesto sobre la renta”, explica a la CNBC Shehan Chandrasekera, de la firma CoinTracker. Esto significa que las ganancias derivadas de la compra o venta de criptodivisas, al igual que con otras monedas fiduciarias, no están sujetas a impuestos. También significa que las transacciones o pagos de criptomonedas, así como el intercambio de bitcoin por dinero fiduciario, no están sujetos a un impuesto sobre el valor añadido, o IVA. “Esto hace que Portugal sea un lugar realmente atractivo para los usuarios de criptomonedas“, añade Chandrasekera.

La única excepción al generoso régimen del país luso se refiere a las empresas registradas en Portugal que comercian con ‘criptos’. Estos negocios se enfrentan a algunos impuestos en determinadas circunstancias. “Si ganas criptodivisas prestando servicios en Portugal, tienes que pagar impuestos sobre esas criptodivisas, pero yo no gano nada, por el momento, en Portugal. Así que para mí, es un impuesto del 0%”, relata a la CNBC la familia holandesa Taihuttu, dedicada en cuerpo y alma a las criptodivisas (se les conoce como la ‘familia bitcoin’).

Fuente: Revista El Economista

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba