Por segundo día se registró alta afluencia de personas en ingreso a parada de Aerovía, en el centro de Guayaquil

Familias de cuatro, cinco o más integrantes eran parte de una larga fila que se formó en la entrada de la parada Parque Centenario de la Aerovía, en el centro de Guayaquil.

Pese al sol y la humedad por la lluvia de anoche, ciudadanos esperaban su turno para ingresar a este sistema de transportación que conecta al puerto principal con Durán. Muchos se mantenían a escasos centímetros de distancia o no usaban la mascarilla de tal forma que les tapase la nariz.

Es el segundo día que se genera una aglomeración de personas en ese sector. El sábado 26 de diciembre pasado, la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) se pronunció sobre las acciones que se tomarían: “Estamos intensificando los controles para poder guardar el distanciamiento, al interior de la cabina está controlado y se movilizan 5 personas en cada una; estamos disponiendo de más efectivos en las paradas Plaza Centenario y 4 Mosqueteros que son las que más visitantes están recibiendo”.

Según el departamento de Prensa de la ATM, los controles son ejecutados por agentes civiles de tránsito y personal de socialización, quienes encausan a las personas para cumplir con el distanciamiento. A ellos los apoyan empleados del Consorcio Poma-Sofratesa.

“Nosotros estamos haciendo respetar el uso de la mascarilla obligatorio, tenemos alcohol en el ingreso de las estaciones y en el ingreso de las cabinas”, indica Dominique Giacinti, gerente de Comunicaciones del grupo Sofratesa-Poma y miembro del directorio del Consorcio Aerosuspendido de Guayaquil.

Cuando el usuario ingresa a las paradas no se le toma la temperatura, como se lo hace en otros sitios. Giancinti dice que esto complicaría la fluidez del servicio: “A nivel de logística sería complicado tomar la temperatura a todo el mundo”.

Él dice que al consorcio le preocupa la aglomeración de personas.

“No vamos a reducir el número de pasajeros, pero vamos a facilitar el acceso para evitar las filas, entregando tarjetas de papel para la gente pueda entrar más rápido”, detalla el funcionario del consorcio que administra el sistema de transportación aerosuspendido.

Giancinti invita a los ciudadanos que reflexionen sobre los potenciales riesgos de las aglomeraciones. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba