Por qué trabajar a contramano del reloj biológico propio puede generar problemas cardíacos

A medida que se trabaje más de la cuenta, y sobre todo, yendo en contra del reloj biológico, incrementan las probabilidades de sufrir de algún problema cardíaco. Esto se debe a la alteración del sueño y otros comportamientos poco saludables.

Efectos del trabajo en el reloj biológico

En Europa, un 20% de los trabajadores cumplen con jornadas poco usuales, tomando horarios atípicos, y la evidencia científica, según lo publicado en Devdiscourse, ha demostrado que se relaciona con problemas cardiovasculares graves.

La cuestión es que todos los seres humanos poseen un reloj biológico interno que hace que las personas se sientan en un estado de alerta desde temprano y con sueño por la noche, mientras que hay otros en los que sucede lo opuesto.

Ahora bien, por el ritmo de trabajo que tienen muchas personas, el ciclo circadiano sufre un desajuste. Este se produce cuando el cuerpo quiere o exige descanso, pero que las obligaciones sociales o laborales se imponen sobre esta necesidad física.

En este sentido, si alguien siente sueño durante cierta hora de la noche pero no puede dormir por trabajo, está desajustando su ciclo circadiano. Esto fue determinado por un estudio realizado en Portugal.

En este sentido, las horas laborales en los momentos que se requiere de descanso, como los turnos nocturnos, por ejemplo, interfieren en el reloj biológico.

Cómo altera el trabajo el sistema cardíaco

Un estudio realizado en una fábrica de trabajos manuales incluyó a 301 trabajadores. Los turnos rondaban entre las 6 de la mañana y las 3 de la tarde; de 3 de la tarde a 9 de la noche; y de 9 de la noche a 6 de la mañana.

Además de llenar un formulario donde especificaban, entre otras cosas, sus factores ocupacionales y estilo de vida, también se les midió la presión arterial y los niveles de colesterol.

Se tomaron en cuenta factores como problemas de salud, consumo de cigarrillo y alcohol. Se halló que la mitad de los participantes tenían el colesterol alto, y el 10% tenía hipertensión.

Alrededor del 40% duerme 6 horas o menos durante los días de trabajo. Alrededor del 20% de las personas que participaron en el estudio corren el riesgo de desarrollar un problema cardíaco.

Este estudio es uno de tantos que ayuda a los científicos a determinar la relación que existe entre el trabajo y la interrupción del funcionamiento del reloj biológico con las enfermedades relacionadas con el corazón.

Además, los malos hábitos, como beber alcohol o fumar para mantenerse despiertos son factores que también potencian dichos problemas. Por eso es importante tener cuidado con el tipo de trabajo y el tiempo que se le dedica.

Para evitar este tipo de problemas, por lo tanto, es necesario tener una buena alimentación, descansar lo suficiente y hacer ejercicio con regularidad.

 

Fuente: eldiariony.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba