Por qué los precios no se han disparado en Estados Unidos si el gobierno no deja de emitir dólares

Y es, que por más que el gobierno de EE.UU. ha inundado de dólares la economía en los últimos meses, la inflación sigue en niveles moderados, algo que pone en cuestión un convencimiento clásico de muchos expertos economistas.

De hecho, el índice general de precios fue de un 1,4% en el último año. Aunque el dinero que circula en la economía aumentó al menos un 25,8%, según los datos de la Reserva Federal.

Es decir, uno de cada cuatro dólares en circulación se creó en los últimos 12 meses.

Ya con Donald Trump en la Casa Blanca, el gobierno apostó por una política expansiva basada en las entregas directas de dinero a familias y negocios, la ampliación de la masa monetaria, el mantenimiento en cero de los tipos de interés y la compra de deuda por la Reserva Federal.

Su sucesor, Joe Biden, parece decidido a mantener esa política e incluso profundizarla.

Biden impulsa en el Congreso un plan de estímulo de US$1,9 billones, lo que ha llevado a algunos economistas a alertar del riesgo de un aumento de la inflación y de las consecuencias que eso tendría para la recuperación del país.

Pero la cuestión más bien es por qué no hay ya inflación con todo el dinero que se ha emitido en los últimos meses.

El miedo a la inflación

Lawrence Summers, exsecretario del Tesoro que ocupó varios altos cargos en los gobiernos de Bill Clinton y Barack Obama, publicó recientemente una columna en el diario The Washington Post en la que advirtió del riesgo de que el plan de Biden desate “presiones inflacionarias nunca vistas en una generación”.

Y aunque los precios en general estén estables, lo cierto es que hay ciertos mercados que han experimentado sensibles subidas, como la bolsa de valores en Wall Street, donde el índice SP500 en los últimos 12 meses ha crecido más de un 15%, incluyendo poco menos de un 50% desde que tocó fondo en marzo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba