Por qué el celular no carga en lugares de clima frío

Durante la temporada de bajas temperaturas en varias partes del mundo, dispositivos como los smartphones pueden experimentar cambios en su funcionamiento provocados por el frío.

Cuando la temperatura del teléfono está por debajo de los 5 grados, los dispositivos móviles pueden ralentizarse e incluso apagar, así que fabricantes como Apple, recomiendan en su sitio web de soporte mantener el celular a los 15 grados para que funcione óptimamente.

El motivo es que las bajas temperaturas afectan considerablemente a la batería y a la pantalla de los móviles. Esto es producto de que las baterías de iones de litio, ampliamente usadas en los smartphones, requieren más carga para proporcionar la misma energía en condiciones frías.

Qué temperaturas pueden dañar la batería del celular

Del mismo modo, un estudio del Journal of Power Sources revela que, a partir de los veinte grados bajo cero, la autonomía de las baterías disminuye notablemente. Además, si el móvil es antiguo, la capacidad de este componente ya es menor por el desgaste con el tiempo.

El núcleo de la problemática radica en la química que impulsa a las baterías de iones de litio. A bajas temperaturas, las reacciones químicas internas se desaceleran, incrementando la resistencia interna de la batería.

Esto no solo implica una menor eficiencia energética, sino que también se traduce en una necesidad de mayor tiempo de carga. Varios estudios corroboran que, por debajo de los veinte grados bajo cero, una batería puede perder hasta un 50% de su capacidad original.

Esta situación se agrava considerablemente en móviles antiguos, donde el desgaste natural ya ha comprometido la capacidad de la batería,haciendo que el fenómeno del “drenaje rápido” sea aún más pronunciado.

Cómo el frío daña la pantalla del celular

Las pantallas de los smartphones, que generalmente están compuestas de cristales líquidos, también sufren ante las bajas temperaturas. Los cristales líquidos se comportan de manera óptima en rangos moderados de temperatura; sin embargo, a temperaturas extremas, su viscosidad aumenta y su respuesta táctil disminuye.

Este fenómeno puede generar retardos en la respuesta de la pantalla al tacto, lo que se traduce en una experiencia de usuario más torpe y frustrante. En algunos casos, se han reportado deformaciones físicas en la pantalla bajo condiciones extremas de frío, presentes en ciertos territorios.

Los fabricantes también han comenzado a investigar materiales alternativos y técnicas de encapsulamiento que puedan soportar rangos térmicos más amplios, pero dichas soluciones todavía no son estándares en la industria.

Cómo proteger el celular del frío

Para proteger los móviles durante el invierno, se recomienda usar fundas de lana o textiles, que ofrecen un mejor aislamiento térmico en comparación con materiales como la silicona.

Estas fundas mantienen la temperatura del dispositivo más estable, previniendo problemas tanto en las baterías como en las pantallas. Además, utilizar auriculares con micrófono puede ayudar a reducir la exposición del dispositivo al frío cuando se está al aire libre.

Otra recomendación clave es evitar dejar el móvil en el coche, especialmente durante el horario nocturno. Los vehículos se enfrían rápidamente y pueden alcanzar temperaturas que afectarían severamente a los dispositivos electrónicos.

También, cargar el móvil a temperaturas bajo cero debe ser evitado, puesto que los cargadores modernos están diseñados para reducir la corriente para proteger la batería, lo que puede extender los tiempos de carga y, a largo plazo, afectar la vida útil del dispositivo.

Otras formas que están diseñando los fabricantes de celulares

Los fabricantes de baterías han estado explorando soluciones como los electrolitos sólidos y las células de grafeno para mitigar los efectos del frío, pero estas tecnologías aún no han sido adoptadas masivamente.

El motivo de que todavía esté en desarrollo es el uso cotidiano de dispositivos en condiciones normales, lo que hace que este problema haya recibido menos atención de la necesaria.

Fuente: infobae.com

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio