PolíticaSalud

Personal de salud ecuatoriano, diezmado por el virus y pide protección

Es una pesadilla. Los familiares, entre lágrimas y ruegos, buscan camas en hospitales para sus enfermos, y el personal de salud que aún queda en estos centros batalla por atender en medio de limitaciones. Hay decenas de médicos tratantes y residentes, enfermeras y auxiliares con permiso médico por estar contagiados de COVID-19, por haber estado en contacto con infectados, por ser personas vulnerables, por falta de transporte y hasta por estar de vacaciones.

El panorama es desalentador. El hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo tiene áreas con déficit de personal. “Hacemos lo que podemos, pero falta mucho personal en todos los pisos, cuando se necesita se prestan de otras áreas”, dijo una enfermera de este centro, a cuyos directivos este Diario solicitó una entrevista, pero hasta este viernes no fue confirmada.

Los cuatro médicos tratantes, que son los especialistas en neumología, están con permiso, comentó personal de este departamento, quien sostuvo que hay residentes que han asumido esa labor. Las catorce enfermeras del área están con diferentes permisos, solo tres auxiliares están operativas.

De los seis especialistas en neurología, tres hacen guardias de 24 horas; los otros están con permiso. En Endocrinología se trabaja con dos especialistas, los otros siete tienen permiso, refirió un funcionario.

En UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) intermedio están trabajando con 45 enfermeras, la mitad de su personal regular (90), y con 21 de los 35 auxiliares que atendían antes de la emergencia sanitaria.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar