Política

Un Glas reiterativo y a ratos ‘desmemoriado’ se cargó contra Martínez

Casi cuatro horas duró la intervención del exvicepresidente Jorge Glas, quien, desde el reclusorio de Latacunga, rindió su testimonio (largo y redundante que fue llamado la atención por el juez ponente Iván León) como parte de su defensa dentro del caso ‘Sobornos 2012-2016’, en el que la Fiscalía lo acusó en el grado de autor del delito de cohecho.

Mediante videoconferencia, en el décimo segundo día de audiencia de juicio, Glas dijo no desconocer y no recordar al 90% de los procesados en esta causa.

Esto, pese a que la Fiscalía, en su teoría del caso, expuso que Glas, entre el 2010 y 2012, como ministro coordinador de Sectores Estratégicos, dirigió las políticas de Celec, Petroecuador y de la Secretaría del Agua, empresas públicas que mantuvieron relaciones contractuales con compañías privadas como Odebrecht, SK Engieneering, Sanrib S.A., Azulec, Metco y Sinohydro.

Estas industrias, según la entidad, habrían entregado dineros en efectivo y por cruce de facturas al movimiento Alianza PAIS para financiar actividades de campaña y otros gastos.

En su testimonio, Glas reconoció que se encargó del manejo político de estas instituciones, pero aclaró que entre sus facultades no estaba la de suscribir contratos.

No conocía a nadie
“Yo no puedo responder por lo que haga o haya hecho la doctora Pamela Martínez”. Esa fue una de las frases que el exvicepresidente dijo para referirse a la exasesora del expresidente Rafael Correa, a quien denominó con sarcasmo como la “ingenua política”.

Sobre el millón de dólares que Pedro Verduga, representante de Equitesa, habría entregado por presiones a PAIS, Glas aseguró que no conoce al empresario y que si entregó ese dinero lo hizo directamente a Martínez.

También aseguró que no conoció a la exasistente de Presidencia, Laura Terán, quien elaboró las matrices donde se llevaban los registros de pagos, conocidos como ‘archivos verdes’.

Glas además dijo que desconocía sobre una oficina secreta, adjunta a la Presidencia, que funcionaba, según la Fiscalía, en el edificio Concorde.

También aseguró no haber visto en su vida al exfinanciero de Odebrecht, Geraldo de Souza y desmintió haber gestionado entrega de dineros por medio de él a Martínez. Sin embargo, dijo que ella y su esposo, Jimmy Salazar, sí recibieron beneficios como vacaciones pagadas a Brasil y otro tipo de beneplácitos económicos que los manejaba por medio de la empresa Nexoglobal.

‘Quieren tapar el sol con un dedo’
Adolfo Cadena, abogado de Martínez, reiteró que su defendida tenía órdenes de elaborar los registros de los ‘archivos verdes’ emanadas desde Correa y Glas. “A estas alturas del juicio resulta inaceptable tapar el sol con un dedo, que es lo que se pretende hacer”, dijo.

Según el patrocinador, la colaboración eficaz que su defendida tiene con la Fiscalía se contrasta con los datos del expediente. Anunció que existe más información reservada que será develada en el momento procesal oportuno.

Desde la tarde de ayer, la defensa de Glas evacuó su prueba testimonial. Harrison Salcedo llamó a 95 personas, de las cuales estaba previsto que se interrogue a siete. No obstante, por la tarde fue suspendida la audiencia (ver recuadro).

‘Se dicen víctimas’
Germán Rodas, presidente de la Comisión Nacional Anticorrupción, dijo que las defensas de los procesados, principalmente de los exfuncionarios, tejieron un discurso para hacer creer a los jueces que son víctimas de una persecución política.

Sin embargo, para él, existen elementos suficientes para juzgar una trama de corrupción que cristalizó el cohecho en el régimen correísta.

Rodas señaló también que se está evidenciando una clara intención de llevar todo el peso de la culpabilidad sobre Martínez, pero, a su criterio, ella fue un instrumento más para fraguar la supuesta trama de sobornos. (FLC)

Se admiten dos pruebas para valoración
° La tarde de ayer, Salcedo solicitó al Tribunal que se incorporen al expediente dos pruebas nuevas. Una consistía en un informe remitido por el Consejo Nacional Electoral en el que se indica que no se registraron anomalías en los fondos entregados por el Estado para la campaña de PAIS.
Otra de las pruebas se basó en una documentación suscrita el 2 de marzo pasado por el Colegio Mexicano de Ciencias Forenses, donde revocan a la perito Alexandra Mantilla un diplomado en Perfilación Criminológica.

Tras la deliberación, el Tribunal aceptó la incorporación de estas dos pruebas que deberán ser valoradas por los magistrados.

Tanto la fiscal, Diana Salazar, como el procurador, Íñigo Salvador, se opusieron a este trámite.

Fuente: La Hora
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar