Política

Los bonos ecuatorianos, entre los más riesgosos

El precio de los bonos ecuatorianos se redujo. Según un reporte de la agencia Bloomberg, los papeles de Ecuador son los segundos con peor desempeño en los mercados emergentes y pocos apuestan que su costo vuelva a subir en el corto plazo.

De acuerdo a la agencia especializada en información económica, los inversionistas están vendiendo los papeles ecuatorianos debido a la creciente preocupación por la incapacidad del Gobierno para aprobar medidas clave para arreglar sus sistemas monetarios y fiscales.

A eso se suma una caída en los precios del petróleo y la rebaja de la calificación crediticia por parte de la agencia estadounidense Moody’s.

La firma estadounidense bajó la nota de B3, que ya era considerada como bono basura, a Caa1. “Es probable que el acceso al mercado para el soberano continúe limitado ante un calendario de amortización de deuda desafiante que comienza en 2022”, dijo Moody’s.

Según la agencia calificadora de riesgos, “las autoridades enfrentan una resistencia considerable a la adopción de reformas urgentes”, y mencionó la “incertidumbre política” que golpea a su vez el crecimiento económico.

Los bonos con precio en dólares y con vencimiento en 2029 cayeron más de 13 centavos este año a unos 85 centavos, lo que arrojó rendimientos (interés) al 13,8 %.

El ‘spread’ o la diferencia sobre los Bonos del Tesoro (riesgo país) se amplió en unos 320 puntos básicos, más que cualquier otra nación en el índice elaborado por JP Morgan para los mercados emergentes; únicamente es superado por el incremento de riesgo del Líbano.

Al ser un año preelectoral, los inversionistas sienten mayor incertidumbre. A ello se suma la ruptura entre CREO y Alianza PAIS en la Asamblea, lo cual hace más complicado la aprobación de reformas clave que deben implementarse en este año, como la independencia del Banco Central del Ecuador (BCE), establecidas en el programa con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Otro inconveniente tiene que ver con las dificultades que ha tenido el Gobierno para llegar a las metas. Por ejemplo, los gastos en intereses de la deuda aumentaron 17,3 % en 2019 del 14 % en 2018, mientras que el déficit fiscal se amplió a 3,8 % respecto al Producto Interno Bruto (PIB) de 3,6 % el año anterior, según datos de Moody’s Investors Service. (Expreso)

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar