Política

$441 millones en compras públicas con irregularidades pasaron a organismos de control

Según información del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), a escala nacional existen más de 3.000 entidades contratantes y cada día se realizan entre 200 y 300 procesos de compras públicas en todo el país.

Esto provocó que en 2019 se controlara y supervisara el 63% de todos los contratos; es decir, 3.844,89 millones de dólares de un total de 6.066,03 millones adjudicados. El 38,6% del monto controlado, lo que implica 2.563 procesos de contratación, presentaron observaciones.

Dentro de esas observaciones, el dato más relevante es que en 441 millones, que corresponden a alrededor de 845 contratos, fueron identificadas irregularidades graves, por lo que la documentación se remitió a organismo de control como la Fiscalía General, la Contraloría General y la Superintendencia de Control del Poder de Mercado.

Falencias
Silvana Vallejo, directora general de Sercop, reconoció que en relación con la supervisión, “no vamos a llegar a 100% por la cantidad de procesos. Hay contratos que van desde los 5.000 hasta 40 millones de dólares. Preferimos, en la mayoría de los casos, controlar los de mayores montos”.

Además, aclaró que la entidad a su cargo “es una especie de contraloría del proceso precontractual y hasta la adjudicación”, pero el resto, hasta la liquidación, cae en responsabilidad del administrador de cada contrato. “Ahí es donde vemos que se necesita mayor control”, añadió.

Roberto Mendoza, economista y experto en compras públicas, comentó que hay grandes falencias en el sistema, si se toma en cuenta que todavía el 37% del total no recibe ninguna revisión. “Un gran porcentaje de lo que no se supervisa está dentro de los contratos de menor cuantía que, según varios informes de Contraloría, como el último sobre el Hospital de Bahía de Caráquez, son utilizados para saltarse requisitos y pasos de Ley, e incluso perjudicar al Estado con compras sin sustento o con precios superiores a los de mercado”, acotó.

Al respecto, Vallejo puntualizó que el porcentaje de contratos controlados ha aumentado desde 2017 (50%) y “antes ni siquiera se tenían cifras del nivel de supervisión”.

Asimismo, afirmó que si bien es cierto que el 53% de los procesos revisados tienen recomendaciones, estas son menores y no se perjudica a ningún proveedor. “Muchos de los errores se deben al desconocimiento porque se utiliza mal la herramienta o se definen mal los términos de referencia. Solo el 700 de 4.000 funcionarios evaluados están certificados en el manejo del sistema de contratación pública”, concluyó.

Fuente: La Hora

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar