Partidos refuerzan el trabajo de sus bases en 2020

trabajo

En Ecuador existen 278 organizaciones políticas, según datos registrados por el Consejo Nacional Electoral (CNE). Cerca de 4,5 millones de personas conforman estos movimientos y partidos.

Por ejemplo, uno de los partidos más fuertes, Alianza PAIS, tiene 1’000.000 de personas afiliadas, 2.500 adherentes permanentes, 15 mil participantes activos.

El movimiento CREO, de Guillermo Lasso, contempla más de 336 mil adherentes. Mientras que SUMA cuenta con una militancia de más de 172 mil aproximadamente.

Agendas preelectorales

Las organizaciones políticas alistan sus cuadros para trabajar durante el año preelectoral.

César Monge, presidente nacional del movimiento político CREO, indicó que la capacitación de sus militantes es permanente y no estacionaria. “Cuando no es época electoral se discuten distintos temas de la realidad nacional”.

Su agenda inicia con reuniones de los distintos frentes de jóvenes, mujeres y profesionales que son parte del partido. En ellas se debatirán los aportes para el plan de gobierno de su líder Guillermo Lasso.

En el caso del Partido Fuerza Compromiso Social (Revolución Ciudadana), el próximo mes realizarán una asamblea nacional, posiblemente en febrero, para tratar temas de estructura y organización.

El legislador Franklin Samaniego manifestó que en su agenda priman las reuniones para el fortalecimiento de la organización con todos sus militantes.

En el caso de SUMA, el parlamentario Guillermo Celi indicó que la agenda del movimiento inició con el recorrido de sus directivos por todo el país, con el fin de formar cuadros para las próximas elecciones de 2021. Celi aseguró que el movimiento tendrá su propio candidato presidencial y que, al momento, este se encuentra cohesionado.

El partido de Gobierno plantea que en los próximos meses trabajará en una agenda preelectoral. En lo que respecta a la formación política de sus bases, Ana Belén Marín, legisladora de AP, dijo que se ha fortalecido al bloque más que a la militancia.

La formación es necesaria

Las reformas al Código de la Democracia pretenden reforzar el trabajo ideológico de los partidos y movimientos políticos.

Los cambios sustanciales, en ese sentido, es que el 70% del presupuesto partidario, que entrega el Estado, debe estar destinado a la preparación y educación de los integrantes de los partidos.

El tener un método de votación de lista cerrada, a criterio de Ximena Peña, legisladora de Alianza PAIS, es otra manera de obligar a las organizaciones políticas a trabajar de manera interna, pues deberán crear propuestas para captar votos por el partido, más no por un solo candidato.

¿Por qué es necesario reforzar el trabajo político al interior de las organizaciones? Porque el trabajo en las bases se activa solo en procesos electorales.

Para el experto electoral, Fausto Camacho, el fondo partidario permanente se reparte solo a cinco partidos políticos, del total de organizaciones.

Según el analista, la norma se hizo para un grupo reducido de organizaciones. Señaló que el Instituto de la Democracia, del CNE, debería ser el organismo que genere cultura política entre los partidos, actividad que no se realiza. “La formación de un cuadro político no es un tema sencillo, requiere de un proceso”, explicó.

Sobre la formación política de los partidos, Camacho cree que no se realiza. Añadió que se darán pequeños cursos, pero la formación en democracia, que a su parecer se miden con resultados, en la gestión y el ejercicio del poder, tiene un déficit. (El Telégrafo)