Fiscalía y Criminalística reconstruyen ataque a edificio de la Contraloría

las 10:00, y por más de tres horas, se realizó ayer la reconstrucción de los hechos ocurridos en el incendio a la Contraloría General del Estado, durante la protesta indígena realizada en octubre.

La diligencia se cumplió como parte de los procesos obligatorios dentro del expediente que investiga los presuntos delitos de sabotaje, toma de instalaciones públicas y destrucción de registros.

De los 27 sospechosos procesados, asistieron 20. Al momento, todos gozan de medidas sustitutivas. Aunque esa decisión ha sido apelada por la Contraloría y la Fiscalía.

Juan Pablo Velasco, funcionario de la Defensoría Pública, que realiza el apoyo legal de 10 de los involucrados explicó que la reconstrucción de los hechos, según el Codigo Integral Penal, sirve para determinar cómo se cometieron una serie de delitos.

12
INSTALACIONES
 públicas sirven para que los empleados de la Contraloría continúen con sus
funciones.
“De manera cronológica se repiten las acciones de todos los procesados y de la fuerza pública. También se reconstruye en qué momento y circusntancias se dieron las detenciones”, dijo.

Por su parte, William Falconí, abogado defensor de uno de los procesados, comentó que hasta el momento la Fiscalía no ha podido probar ninguno de los delitos, sobre todo lo relacionado con sabotaje. Además, puntualizó que los involucrados ingresaron a las instalaciones de la Contraloría para resguardarse de las bombas lacrimogenas y, en el momento del incendio, para ayudar a las personas que se estaban asfixiando por el humo.

David Suquillo, abogado de la única mujer detenida, confirmó ese criterio y señaló que su cliente, cuando fue detenida, no tenía ningún elemento para dañar la infraestructura del edificio.

Paso a paso

“Número cuatro por favor. Dónde está el número cuatro. Papito, acérquese a la entrada y explique cómo ingresó al edificio”, dice José Córdova, uno de los cuatro fiscales a cargo del caso, quien llamaba a los 20 presentes.

El Dato
Durante la reconstrucción participaron cuatro equipos de criminalística.
Cada uno llevaba un número pegado en su pecho y espalda. La diligencia inició en el extremo sur del parque El Arbolito, situado en la parte posterior de la Contraloría.

Ahí también se encontraban cuatro equipos de Criminalística, que tomaban notas, filmaban y verificaban las acciones de los involucrados. El objetivo es cotejar todo lo sucedido en la reconstrucción con las declaraciones anteriores dentro del proceso.

El líder del procedimiento fue el fiscal subrogante Wilson Toainga. También llegaron los miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), del Grupo de Intervención y Rescate (GIR), los militares de las Fuerzas Armadas que estuvieron el día del incendio y los agentes de la Policía Judicial, que hicieron las aprehensiones.