Lenín Moreno y Jaime Vargas coincidieron sus agendas en Guayaquil

El Gobierno y el movimiento indígena que protagonizó el paro de octubre coincidieron por separado en Guayaquil

agendas

El presidente Lenín Moreno supervisó un plan social en un populoso barrio del sur, mientras que el titular de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Jaime Vargas, iba a participar en un foro con dirigentes de izquierda. De esta forma coincidieron sus agendas por separado en Guayaquil.

La coincidencia de ambos representantes en el Puerto Principal se da en momentos en que hay dudas sobre la continuidad del diálogo que puso fin al paro por la eliminación de subsidios de combustibles, y cuando hay un nuevo cruce de posturas.

Junto con 32 brigadistas, Moreno recorrió una cooperativa del Guasmo para constatar la situación de personas en estado de vulnerabilidad. Dijo que este tipo de actividades se hace de forma continua en varias partes del país, pues ya no hay “ministros de escritorio”.

“No hay ninguna parte de la Constitución algo que diga que nosotros tenemos reserva de asistir únicamente a un sitio; no, al igual que hicimos con la Misión Manuela Espejo, a peinar todo el Ecuador”, indicó.

Agendas de Lenín y Vargas  coincidieron en Guayaquil

Fue su reacción a las expresiones del dirigente de Cotopaxi Leonidas Iza, en el sentido de que se aplicaría la justicia indígena al vicepresidente Otto Sonnenholzner por sus supuestas pretensiones de dividir al sector con sus recorridos.

Al respecto, un sector indígena distanciado de la Conaie aprovechó ayer la presencia de Moreno en Guayaquil para reiterarle su respaldo.

El titular de la Corte Nacional de Justicia Indígena, Manuel Peñafiel Falconí, informó que se le entregó un manifiesto de rechazo a lo dicho por Iza.

El dirigente negó que el vicepresidente esté dividiendo al movimiento, y más bien acusó a Vargas de querer fraccionarlo.

Marcó distancia de él y remarcó que las actividades que Vargas cumplirá en Guayaquil no serán apoyadas por el sector indígena de la Costa.

Agendas de Lenín y Vargas  coincidieron en Guayaquil

El líder de la Conaie debía llegar a las 17:00 a la Casa de la Cultura a un foro organizado por el movimiento Unidad Popular. A esa hora al pie de ese edificio estaban varias personas gritando: “Fuera Vargas fuera, fuera golpista fuera”.

Media hora después entró Vargas por el parqueadero. Ya en el evento exigió respeto a Moreno y a Sonnenholzner. para las organizaciones indígenas. Explicó estás tienen reglamentos y estatutos que deben respetarse debido a que tienen un derecho constitucional de autodeterminacion y autogobierno comunitario y envió al primer mandatario y al Vicepresidente a estudiar la Constitución. «A estos dos señores, dos ciudadanos, dos servidores del pueblo aún les falta leer la Constitución, aún les falta conocer los derechos del pueblo», criticó Vargas, quien aseguró que el gobierno llegó a las comunidades a ofrecer viviendas y bonos a los familiares de los fallecidos durante las protestas. «¿Qué están esperando?. Nunca habían ido». (I)

Fuente: El Universo