El discurso de la Conaie genera más división, dicen analistas

Dirigencia. La Conaie fue el martes a la Comisión de la Asamblea que investiga el paro. división
Dirigencia. La Conaie fue el martes a la Comisión de la Asamblea que investiga el paro.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner evitó pronunciarse sobre las amenazas emitidas en su contra por el presidente del Movimiento Indígena de Cotopaxi (MIC), parte de la Conaie, Leonidas Iza, quien durante una comparecencia en la Asamblea, le dijo que no venga a “lloriquear” cuando le apliquen la justicia indígena por intentar dividir a las comunidades. 

“No vamos a responder el odio con odio, no vamos a responder la violencia con violencia, lo único que yo sé hacer es trabajar. Desde que empecé he recorrido el país; no he sabido que hay que pedirle visa a nadie para recorrer el país como ecuatoriano”, aseguró Sonnenholzner durante una visita a Durán (Guayas). 

El Gobierno, a través de un comunicado, se solidarizó con el Vicepresidente y rechazó las amenazas de Iza: “La construcción de un país con igualdad, prosperidad y paz requiere el trabajo comprometido, de apertura con diversos sectores y de atender las necesidades de la gente. Por ello, lamentamos que haya voces que sigan apostando por el conflicto, la disputa y la división”.

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, aseguró que solo fueron críticos para que se respeten los territorios, pues el Vicepresidente se ha vuelto “del campo” a donde ha ido a ofrecer “cosas”. Agregó que los pueblos y nacionalidades deben ejercer sus derechos entre los que está la justicia indígena.   

Fuera de perspectiva 
Las expresiones de Iza se suman a una serie de declaraciones de la dirigencia indígena, desde el paro hasta la fecha, que han sido cuestionadas. Por ejemplo, Vargas mencionó la necesidad de que los indígenas tengan su propio ejército; antes, había calificado de “patojo” al presidente Lenín Moreno

Para los analistas políticos estas declaraciones no contribuyen al diálogo y más bien intensifican la división en el país. Farith Simon manifestó que la Conaie está en una posición de fuerza con la que intenta imponer su agenda, y que expresiones como las de Iza generan intranquilidad.

 Una imposición que ya no se quedaría únicamente en el plano económico y social, sino que abarcaría el tema jurídico ya que, añadió el especialista, la aplicación de la justicia indígena tiene sus propias reglas por lo que no se puede hacer extensivo al, en este caso, segundo mandatario que tiene sus propio juez natural a través de la justicia ordinaria.

Mientras que el sociólogo Nicanor Jácome considera que la Conaie lo que maneja es un programa político que no es necesariamente reivindicativo del sector lo que dificulta el proceso de diálogo. Agregó que no se justifican amenazas a las autoridades ya que atentan contra la institucionalidad del Estado democrático. (HCR)
 

¿Separado de la Conaie?
° Jaime Vargas, presidente de la Conaie, aseguró que el analista económico Pablo Dávalos fue separado de la organización en la que actuaba como asesor y llegó inclusive a participar en la elaboración de la propuesta económica alternativa que fue presentada al Gobierno. Hace pocos días Dávila escribió en su red social que se estaba articulando un frente común con los asambleítas de la Revolución Ciudadana y Pachakutik contra la Ley de crecimiento económico. Vargas descartó cualquier acercamiento del brazo político de la Conaie con el correísmo.

Fuente: La Hora