Política

Carlos Pérez deja 3 retos pendientes al próximo ministro de Energía

“Hoy, por decisión propia, me retiro después de haber cumplido dos años y medio en esta función. Por pedido del señor presidente habrá una transición ordenada. El nuevo ministro, deberá seguir la misma línea de mi gestión y respetar los principios de honestidad, transparencia y eficiencia”.

Así Carlos Pérez anunció que desde mañana ya no será funcionario público, y que Lenín Moreno, presidente de la República, emitirá en las próximas horas el decreto con el nombre del nuevo ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables.

Pérez estuvo a cargo del sector hidrocarburífero y energético desde mayo 2017, y describió, como uno de los mayores logros de su ministerio, que se impulsó la apertura a la inversión privada con valor agregado, pero sin olvidar el rostro humano.

“Fueron muchos los logros, pero aún falta mucho por hacer. Mi primera misión fue transparentar al sector petrolero, que venía con una pésima reputación. Por eso, se pidió al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) que evalúe 5 proyectos emblemáticos de la década pasada”, aseveró.

Los resultados fueron la publicación de las evidencias sobre infraestructura mal ejecutada y con sobreprecios en Refinería de Esmeraldas, planta de Gas de Bajo Alto, Oleodcuto Pascuales- Cuenca, Terminal de Monteverde y Refinería del Pacífico.

Por otro lado, Pérez resaltó que logró mantener y recuperar la producción petrolera, que actualmente promedia los 543.000 barriles diarios de crudo. En el sector minero, afirmó que se depuró el catastro, se suspendieron las nuevas concesiones y se impulsó la gran minería. Finalmente, en el sector eléctrico, se emitió el reglamento de la ley vigente hace años, y se dieron pasos para aumentar la generación con más participación privada.


Concesiones y nuevas inversiones

El primer tema pendiente para el nuevo ministro es la continuación del proceso de concesión del proyecto hidroeléctrico Sopladora, ubicado en el límite entre las provincias de Azuay y Morona Santiago. Según Pérez, el proceso está muy adelantado, y se podría concretarlo hasta finales de 2019

“Tenemos todo listo. Lo único que nos falta es que la Contraloría se pronuncie y nos dé un número sobre las multas que debe asumir la constructora de la obra. Esto se viene debatiendo durante 8 meses, debido a que originalmente se impusieron multas muy bajas y poco realistas”, aseveró.

Ese dato se incluirá en el esquema financiero que ya está definido, y enseguida se pedirá las propuestas vinculantes a las tres empresas que han manifestado interés en la concesión. El gobierno espera obtener, al menos $700 millones, por lo que la adjudicataria será la que ofrezca el mayor valor de pago y la menor tarifa por la generación eléctrica

EL DATO
En las últimas semanas, la producción del campo ITT subió a los 86.000 barriles diarios, con  lo que se convirtió en el bloque más importante del país.Las empresas interesadas ya habrían presentado sus cartas de compromiso.

Otra concesión en carpeta es la del campo petrolero Sacha, aunque Pérez comentó que, a su criterio, debería quedarse en manos estatales. No dio mayores detales al respecto.

Por otro lado, el nuevo ministro también debe continuar con el proceso de inversión privada para una nueva refinería y la concesión para repotenciar a la refinería de Esmeraldas.

Finalmente, también deben concretarse las inversiones en los proyectos eólicos Villonaco II y III; y el fotovoltaico en El Aromo, Manabí. A eso, se suma las centrales hidroeléctricas Santiago y Cardenillo, que se construirán con recursos totalmente privados.


Desarrollo de la gran minería

Este jueves, 14 de noviembre, iniciará la producción temprana del proyecto minero Fruta del Norte, ubicado en Zamora Chinchipe. Esta mina de oro Fruta generará $ 375 millones en exportaciones y $ 6.300 millones en sus 15 años de vida útil. Esto se sumará a lo que ya está produciendo Mirador. Sin embargo, el próximo funcionario deberá tomar acciones para que se reactiven los proyectos Rio Blanco y Loma Larga, en Azuay; y firmar el acuerdo definitivo para la concreción de la sociedad anónima entre Empresa Nacional de Minería (Enami) y Codelco de Chile, con el fin de desarrollar el proyecto Llurimagua, en Imbabura.

Además, se deberá concluir con el catastro minero, y cumplir con la publicación con el mapa del sector, donde estarán claramente definidos los sitios en donde se puede o no se puede explotar minerales.


Más inversión y créditos con petróleo

En las próximas semanas, se debe lanzar al mercado la llamada Ronda Intracampos II, con lo que se busca inversión privada para explotar bloque en el nororiente de la Amazonía, con la meta de que la producción, hasta 2021, pueda llegar a los 560.000 barriles diarios de crudo.

Así mismo, Pérez explicó que desde hace varios meses se está negociando una línea de crédito con Petrotailandia, a cuenta de los saldos de barriles de crudo que todavía quedan por entregar de los contratos pasados de preventas petroleras. “No nos comprometemos a entregar más petróleo. Esperamos que hasta fin de año comiencen a llegar los recursos”, puntualizó.

La negociación podría concluir con un esquema de financiamiento por parte. Hasta fin de año, se recibirían $600 millones; $300 millones en 2020; y, $300 millones en 2021. (JS)

Fuente: La Hora
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar