Gobierno de Lenín Moreno replantea sus acciones tras protestas

Quito –

A la mitad del tiempo entre las protestas indígenas y de otros grupos que terminaron el 13 de octubre, y la movilización anunciada por un sector de trabajadores para el 30 de octubre, el Gobierno trabaja contra reloj en reajustar sus políticas en áreas que se vieron “desbordadas, debilitadas o fallidas”.

Desde la semana pasada, el presidente Lenín Moreno realiza reuniones con ministros y ha pedido cuentas sobre los errores cometidos “en el camino”. Y allí se detectaron algunos de comunicación y valoración política respecto de las decisiones tomadas.

“Son un conjunto de elementos que se han evidenciado como, sin duda, errores del Gobierno y, al mismo tiempo, los temas de inteligencia también… porque estamos mirando el nacimiento de algunos delitos que nunca antes se habían visto en Ecuador: quema de Contraloría, saqueos, secuestros de policías y militares”, dijo el secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán.

El gobernador de Imbabura, Álvaro Castillo, señaló que el régimen busca una “mejor organización” en las provincias e insistió en que la inteligencia policial y militar “se vio desbordada” y se “tendrían que reforzar”.

Ayer, en el Palacio, la ministra de Gobierno María Paula Romo y el presidente se reunieron con los gobernadores del país. Ahí, Moreno reafirmó que se intentó un golpe de Estado por parte de los correístas, que se contrató a bandas criminales organizadas y, haciendo referencia a las declaraciones del líder venezolano Diosdado Cabello de que lo ocurrido solo es “una brisa bolivariana”, él señaló: “Estamos esperando el huracán, que se lo repele con otro huracán… Realmente no estuvimos preparados porque somos gente buena… que jamás nos imaginamos… culpables nosotros no haber podido detectar a tiempo”.

En cuanto a los diálogos, al momento, nadie habla en Presidencia sobre el Acuerdo Nacional 2030 que conformó siete mesas temáticas, coordinadas por la Vicepresidencia. Desde la semana pasada, los mismos ministros son los encargados de recorrer el país para reunirse, en territorio, con organizaciones de todo tipo, recogiendo sus inquietudes y observaciones.

A la mañana de ayer, Roldán contabilizaba más de 75 organizaciones dialogando con el Gobierno sobre la focalización a los subsidios. Otras muestras se dieron ayer en el mismo Carondelet: el ministro de Transporte, Gabriel Martínez, se reunió con Abel Gómez, dirigente de la transportación que lideró la paralización de ese sector a inicios de este mes; y Moreno estuvo con dirigentes de la Fenocín.  

Más indicios 

Al referirse a las armas entregadas a la Gobernación de Imbabura, la ministra de Gobierno María Paula Romo dijo que son nuevas, tipo pistola, que permiten disparar municiones de goma y que, en algunos empaques, se identificaron notas con transcripción del artículo del “Código de Convivencia colombiano que se refiere al porte y uso de armas”. (I)

Fuente: El Universo