La Ley permite pagar sueldos a un legislador cuando está detenido

Las manifestaciones de 11 días que atravesó Ecuador desembocaron, entre otras cosas, en tres asambleístas correístas pidiendo asilo en la embajada de México, Gabriela Rivadeneira, Soledad Buendía y Carlos Viteri, y uno detenido, Yofre Poma, por presuntamente atentar contra las instalaciones petroleras en Sucumbíos.

A pesar de que desde esta semana ya no han asistido a las sesiones del Pleno y de comisiones, por permanecer en el espacio consular o en la cárcel, no pierden su condición de asambleístas. Esto significa que, legalmente, pueden seguir cobrando su salario.

Cuando un legislador se ausenta, temporal o permanentemente, puede principalizar su alterno. Así lo establece la Ley Orgánica de la Función Legislativa que fija un procedimiento para que los suplentes asuman la responsabilidad del principal.

Sin embargo, la norma no especifica qué pasa cuando los legisladores están detenidos o se ausentan en caso de solicitud de asilo.

“No hay figura legal. Si voluntariamente principalizan a sus alternos, no pierden su cargo. Recibirían parcialmente su salario, porque los alternos reciben una proporción por la sesión y los plenos en los que participan”, explicó la legisladora Ximena Peña (AP). Ella sostiene que debe realizarse un análisis para determinar si es necesario reformar la Ley.

Raúl Tello (BADI) dejó claro que al estar en la embajada o en la cárcel no pueden cumplir sus funciones, por lo que deben poner a sus alternos.

Esta mañana, en el Pleno, únicamente, se evidenció la principalización del legislador José Agualsaca, suplente de Rivadeneira. Se le notaba perdido. Cuando los legisladores correístas dieron una rueda de prensa él se quedó solo en el ala izquierda del Pleno mirando a su teléfono.

“(Gabriela Rivadeneira) Me ha pedido que por hoy día esté en el Pleno”, dijo. Pero desconoce qué pasará después, si deberá principalizarse permanentemente y, de ser el caso, si votará con los correístas o con Alianza País. “Yo más he estado desde los movimientos sociales. No soy correísta, nosotros apoyamos a un proceso político”, manifestó a La Hora, sin ser claro sobre a quién daría su respaldo.

“Lo responsable es que envíen a sus alternos”, agregó Héctor Muñoz (SUMA), quien cree que “sería una vergüenza absoluta que ellos sigan recibiendo remuneración”. “La Ley no lo impide, pero por las ausencias se les descuenta”, añadió. (AGO)

Fuente: La Hora