Bloque correísta buscaba ir a la muerte cruzada

DAÑOS. Funcionarios legislativos y estudiantes realizaron tareas de limpieza en los exteriores de la Asamblea y la Contraloría.

La baja notoriedad de las autoridades de la Asamblea durante el paro nacional respondió, según su presidente, César Litardo (AP), a mantener cautela para evitar focos de enfrentamiento e intentos de desestabilizar la democracia del país. Esto, mientras el bloque correísta buscaba ir hacia una muerte cruzada para sacar al presidente, Lenín Moreno, del poder.


Durante las protestas, el Parlamento emitió tres comunicados. Litardo dio breves declaraciones a la prensa y apareció junto al presidente, Lenín Moreno, en una de las cadenas nacionales. 

Pero, ‘fuera de cámaras’, se realizaron varias reuniones entre los jefes de bancada y las autoridades legislativas. Uno de los objetivos: frenar la presión del bloque correísta que buscaba que el Pleno sesionara para llamar a una muerte cruzada, para destituir a Moreno.
 


“No se podía permitir que la Asamblea sirviera como una Asamblea golpista. No podíamos caer en los caprichos del correísmo que quería la desestabilización del país”, señaló ayer el primer vicepresidente, César Solórzano (PSP). 

Él planteará al Consejo de Administración Legislativa (CAL) que se sancione o se destituya a los asambleístas que “desestabilizaron al país”. También está la propuesta de conformar una comisión multipartidista para investigar los hechos de violencia. 

Mientras, un grupo de asambleístas de Pachakutik y de la Bancada de Acción Democrática Independiente (BIN) se reunió con Moreno para pedir que cediera en su posición, confirmó Fredy Alarcón, quien espera que la Asamblea “juegue un rol fundamental como ente fiscalizador”. 
 

Críticas
En medio de la crisis se registraron cuestionamientos a la aparente ausencia del Legislativo para mediar las tensiones entre el Gobierno y la dirigencia indígena. Pero Litardo dijo que prefiere ser juzgado por la historia “como un presidente cauteloso, que como uno irresponsable y golpista”. 

EL DATO
La Asamblea sigue a la espera de que el Ejecutivo envíe las reformas laborales y tributarias.Ayer se retomaron las actividades en la Asamblea, después de cuatro días de suspensión debido a las protestas indígenas, que derivaron en daños, por alrededor de 50 mil dólares, en el Palacio Legislativo. 

Litardo y otros legisladores llegaron al edificio. Saludaban con los militares que permanecían en los exteriores del Palacio, verificaban los daños… 
 

Lo que viene 
Mañana en la tarde sesionará la Asamblea para analizar “la situación social y política” del país. No sesionaron antes porque “en ninguna parte del país había las seguridades”, explicó Luis Pachala (CREO). 

“Pueden decirnos cualquier cosa: que la Asamblea no actuó, que fue indiferente. Lo único que podíamos hacer era exhortar a la paz, llamar al diálogo, que lo hicimos”, agregó. Las autoridades estuvieron presentes el domingo durante el encuentro entre Moreno y los indígenas. Además, un grupo de legisladores será veedor del diálogo. (AGO)

Fuente: La Hora