Reformas al COIP dejan intacta la crisis en cárceles

CRISIS. En el sistema penitenciario se refleja la falta de políticas de Estado, aseguran expertos.

Las reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP) que aprobó la Asamblea y que esperan el veto o sanción favorable del Ejecutivo, no atacan los problemas de fondo de la rehabilitación social y de la crisis penitenciaria del país.


Esto lo señalan el director del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica, Mario Melo, y el exsubecretario de Rehabilitación Social, Ricardo Camacho, al analizar los posibles alcances de las normas modificadas la semana pasada.

Las críticas de los analistas apuntan a los cambios introducidos a la figura legal de la libertad controlada o ‘prelibertad’, para que los reos que cumplieron 60% de la sentencia condenatoria puedan salir con grillete electrónico y a las órdenes de cumplir actividades de inserción laboral, social y familiar. 


Con las reformas de esta semana, los condenados por 18 tipos de delitos entre los que se encuentran violación, secuestro con muerte, sicariato, femicidio, homicido y asesinato ya no accederían a estos beneficios.
 

Argumentos
Melo explica que la aplicación de la prelibertad suponía el cumplimiento de un determinado tiempo de condena y que los reos hayan participado en verdaderos programas de rehabilitación social. “Esto no ha sucedido y se ha optado por la vía más fácil que es la de eliminar la prelibertad”.

Con una visión similar y tras destacar los altos niveles de reincidencia en el cometimiento de delitos, que llegan casi al 80%, Camacho insiste en la necesidad de que se defina un programa de Estado, a largo plazo, para la rehabilitación social.


Camacho acota que tras la decisión de la Asamblea, el país vuelve a ver un tema que sigue demandando soluciones urgentes y que no se han podido dar con la declaratoria de emergencia de las cárceles en el primer semestre de este año: el hacinamiento. Actualmente hay 40.064 reos en todo el país (ver recuadro). (JCER)

Situación
Centros de Rehabilitación

° 40.064 presos hay en cárceles con una capacidad para recibir a 28.000. 

° 6.000 guías, que no se han formado en un centro especializado, vigilan las cárceles.

° 23 muertes violentas se han registrado en los centros de . La última ocurrió esta semana en Centro Regional 8 de Guayaquil.

Fuente: La Hora