Política

Asambleístas participan en debate final sobre aborto en caso de violación

Quito –

Mientras sacerdotes y pastores evangélicos convocaron este martes a un oración colectiva en Ecuador para evitar que una reforma legal autorice el aborto en casos de violación, organizaciones de derechos humanos organizaron una vigilia bajo el lema «déjame decidir», y otro grupo ya espera en los exteriores de la Legislatura.

La Asamblea Nacional prevé realizar la votación final de las reformas la tarde del martes, tras un fuerte y prolongado debate sobre el aborto por violación, incesto y malformación del feto, que evidenció la polarización de un país conservador y con profundas creencias religiosas.

La Fundación Desafío, una organización privada de defensa de derechos de la mujer, en su cuenta de Twitter dijo que siete niñas menores de 14 años deben parir diariamente a causa de violaciones y otras siete niñas abortan por día, mientras que 11 mujeres denuncian violación sexual en el país a diario.

Las leyes de aborto en Ecuador están vigentes desde 1938. La última vez que el país debatió si legalizar o no el aborto en casos de violación, en 2013, la Asamblea votó en contra.

Llamado católico a votar por la vida

«Imploro a los asambleístas (…) que voten a conciencia», dijo el Arzobispo de Quito, Alfredo Espinoza. «Si se llaman cristianos, si profesan una fe sepan que Dios es el Dios de la vida, no es el Dios de la muerte», agregó.

En Guayaquil grupos religiosos colocaron pequeños ataúdes blancos con cruces negras para condenar «la muerte de una vida» formada desde la concepción. Mientras que desde la noche del lunes sacerdotes y pastores se unieron en jornada de oración permanente.

«Una mujer violada debe decidir que hace con su embarazo, debe tener la oportunidad de parir ese hijo si así lo desea, o de interrumpir su embarazo, eso hoy día no es posible», dijo Silvia Buendía abogada y activista de los derechos de las mujeres a Reuters.

«Lo que queremos es dar a una mujer violada la oportunidad de decidir, no es que una mujer violada debe interrumpir su embarazo, ninguna mujer debería abortar, las mujeres lo que tienen es que decidir», agregó.

Actualmente en Ecuador está permitido el aborto en caso de violación a una mujer con una discapacidad mental y cuando el embarazo pone en peligro la vida de la madre. (I)

Fuente: El Universo
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar