Política

Ecuador: posibilidad de renegociar deuda china se aleja

“Muchos me preguntan por qué no renegociamos, por qué no hablamos con los chinos. No funciona así el mundo. El país tiene que mantener su credibilidad. Aunque creamos que varios de esos contratos no se hicieron en las mejores condiciones, tienen cláusulas que se respetarán”, dijo ayer Richard Martínez.

El funcionario se refirió a este tema durante el ‘V Encuentro Iberoamericano sobre la Alianza del Pacífico’, donde además explicó que no hay las condiciones para emprender una renegociación directa de tramos de la deuda pública como los que se mantiene con China. 

Recalcó que para conseguir financiamiento fresco a más largo plazo y con menor interés, el Gobierno está trabajando en la credibilidad y el respeto a la seguridad jurídica. “Ese juego de que Ecuador irrespeta todo es rentable políticamente a muy corto plazo, pero en el mediano y largo plazo nos hace daño a todos”, añadió.

Por esto recordó que el no pago de una parte de la deuda y su declaratoria de ilegítima en 2008, representó una actuación hostil que generó altos costos, “que todavía estamos pagando y que contribuyen a nuestro nivel alto de riesgo”, aunque no es comparable con el (riesgo) de Argentina.

EL DATO
Los compromisos con China representan el 16,55% de la deuda externa. “Uno puede actuar con el mercado de manera hostil, o actuar a través de la confianza. Si no se genera confianza es muy difícil hacer una operación de reperfilamiento de deuda”, aseveró Martínez.

En su momento, la exministra de Economía, Magdalena Barreiro, explicó que en el mejor de los casos, en una renegociación de la deuda china, por la estructura de ese tipo de créditos (con intereses altos y multiples restricciones) no se puede hacer nada con respecto a los montos por pagos de intereses y amortizaciones, sino solo llegar a una flexibilización o extensión de los plazos”. 

Sin embargo, recordó que las cláusulas nunca han sido develadas y se convierten en la principal barrera para cambiar cualquier condición.


En el correísmo
En el gobierno de Rafael Correa, China se convirtió en uno de los principales financistas. Pero las condiciones de los créditos, como cláusulas e incluso plazos de pago, nunca se han transparentado. Solo se ha podido constatar que muchos de los ‘megaproyectos correístas’ se manejaron con la modalidad de crédito chino atado a ejecución de obras con una empresa de ese país escogida a dedo.

De 2009 a 2016, por ejemplo, Ecuador recibió 8.142,21 millones de dólares en créditos atados a 25 obras emblemáticas, realizadas por ocho empresas chinas: Sinohydro, Harbin, Gezhouba, Camce, CWE, Railwal N° 9, Hidrochina y Cneec. 

Entre los principales proyectos están la Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair con un financiamiento de 1.979,7 millones; Sopladora por 672 millones o Minas San Francisco por 506 millones. (JS)

Renegociar más bonos
° El Ejecutivo presenta, como exitoso, el canje del 78% de los bonos 2020, con un plazo más largo y menor interés, con lo que ya no se tendrá que pagar 1.500 millones de dólares en marzo de 2020.

Esos bonos representan el 10% de los 15.750 millones emitidos por esa vía. “Para poder pensar en renegociar el siguiente tramo que se vence en 2022, primero se debe cumplir con el programa de saneamiento de las finanzas públicas y los acuerdos con los multilaterales”, señaló Beatriz Umaña, experta en mercados internacionales de financiamiento.

La deuda china, con un saldo actual de 6.529,01 millones de dólares es uno de los tramos caros. La analista recalcó que es deuda todavía que no se transparenta y tendría cláusulas que impiden la renegociación. “Esto lo deben aclarar las autoridades, sobre todo porque es parte del acuerdo con el FMI y podría afectar el acceso a más créditos de multilaterales, que es la otra vía barata de endeudamiento”, añadió. En lo que va de 2019, Ecuador ha recibido 2.281 millones de las multilaterales, y se espera 10.279 millones hasta 2021.

Fuente: La Hora
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar