Perjudicados por compañías inmobiliarias buscan ayuda en el CPCCS

Christian Cruz y Sofía Almeida, vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), recibieron ayer, en las oficinas de Guayaquil, a un grupo de perjudicados por ofertas inmobiliarias.

Las víctimas, cuyos representantes hablan de cientos, buscan que el CPCCS les ayude a recuperar el dinero que invirtieron en proyectos en Guayaquil, Samborondón y Durán.

La cita entre los consejeros y los perjudicados fue planificada por su compañero alterno Hernán Ulloa, quien en su ejercicio como abogado ha patrocinado varias demandas por estafa.

Cruz sostuvo que el Consejo tiene el deber de recibir a la ciudadanía y tratar de buscar soluciones a sus denuncias. “A lo mejor y en un caso hipotético no tengamos las competencias, pero tengan la plena seguridad de que vamos a direccionar ante los órganos competentes para que se pueda dar agilidad y haya una respuesta…”.

Ulloa sostuvo que buscará que entre las reformas al Código Orgánico Integral Penal la estafa relacionada a proyectos inmobiliarios no prescriba.

Zoila Arévalo es una de las perjudicadas. Ante los consejeros relató que fue estafada en dos ocasiones y por dos empresas distintas; con una perdió $ 5.000 y con la otra $ 12.000. “Ayúdenme por Dios”, les dijo.

La consejera Almeida contó que algunos de sus allegados también han sido perjudicados. “Vamos a ver en el marco de nuestras competencias qué podemos hacer…”. (I)