Procurador del Estado asegura que reparación de Odebrecht al Estado no interferirá en investigación

Cualquier acuerdo reparatorio al que se llegue con Odebrecht por la trama de corrupción que armó en el país con participación de altos funcionarios públicos para obtener millonarios contratos del Estado no interferirá en los procesos de investigación de la Contraloría General, de la Fiscalía General del Estado, judiciales y administrativas que están en marcha.

Con esa promesa arrancó ayer el proceso de reparación “adecuada” al que se comprometió el director regional de Odebrecht, Félix Martins.

La segunda reunión, que se dará en la semana del 22 al 26 de este mismo mes, se propondrá la “metodología de la negociación”, que deberá incorporar parámetros reparatorios, cuantificación de los rubros acordados, el procedimiento de reparación y un marco temporal de cumplimiento de las obligaciones asumidas.

Al término de la primera reunión, Íñigo Salvador, procurador y único vocero de este proceso, expresó que el Estado ha ratificado su disposición de otorgar una reparación integral de las lesiones causadas.

“Todo esto en el marco de una transformación que la empresa está empeñada, está experimentando, con miras a recuperar la confianza y la legitimidad del Estado ecuatoriano y de la sociedad en general”, dijo el procurador.

La “integralidad” de la reparación se refiere a los daños económicos sufridos por el país, como los daños que ha sufrido el Ecuador en su cohesión social, política y moral por los actos de la compañía, agregó el abogado del Estado.