Excelencia académica, investigación e interés social claves contra corrupción

Quito.- La excelencia académica, la investigación y vinculación de la universidad con la sociedad son algunas de las claves que tiene la academia para combatir la corrupción, analizaron este martes expertos en el Primer Congreso Anticorrupción de Ecuador.

En una conferencia titulada «El papel de la academia en la lucha contra la corrupción», un representante del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), Jhoel Escudero, expuso ante docentes universitarios y miembros de instituciones públicas cómo se pueden cambiar paradigmas en los que se enmarca la corrupción desde el ámbito académico.

«Empezando por la excelencia académica, la investigación y la vinculación de la universidad con la sociedad», remarcó en declaraciones a Efe Escudero, en el marco del congreso, organizado por la Secretaría Anticorrupción, la Cancillería, el IAEN y que cuenta con el respaldo de la ONU.

Decano del Centro de Derechos y Justicia de la institución que forma a funcionarios del Estado ecuatoriano, el ponente aboga por una enseñanza universitaria que tenga un punto de vista «ético, transparente, de acceso a la información pública», no sólo en el terreno conductual sino que también en el de la investigación.

En este sentido, el experto consideró vital «articular a través de las metodologías y los procesos educativos la capacidad de empoderar, de poder definir y refinar los objetos de investigación».

Y lo cree fundamental a fin de «poder entregar a la sociedad» en esas capacidades para que «el pueblo mismo sea el que luego termine tomando las decisiones».

Advirtió sin embargo, que la academia «tampoco reemplaza a la democracia, ni a la participación», pero sí puede contribuir desde una esfera moral en los procesos de transparencia y generar transformaciones sociales.

El debate sobre el fenómeno de la corrupción en diversos ámbitos y que se desarrolló en la Plataforma Gubernamental Financiera de Quito, arrojó una serie de conclusiones sobre el rol de la academia.

Entre ellas, la necesidad de formar estudiantes con pensamiento crítico, que no solo el funcionariado público es sujeto de corrupción, la urgencia de empoderar al alumno en el concepto de ciudadanía, así como educar con el ejemplo y llevar la academia a los hogares.

Y es que para Escudero, «la universidad puede ser el enclave entre la relación de la sociedad con la institucionalidad», aunque aclaró que adolece «muchas veces de arrogancia, que la daña terriblemente».

Interpelado acerca de cómo se frena la tendencia de que la mayor parte de los grandes corruptos en Ecuador han pasado por universidades, aseguró que se debe reconocer que «la universidad está fallando» y que debe asumir su responsabilidad y adoptar una lente social.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, suscribió el lunes la creación de la Comisión de Expertos Internacionales de Lucha Contra la Corrupción en Ecuador (Ceicce), que se encargará de investigar, prevenir y sancionar este tipo de delitos en el país.

La comisión está conformada por el español Nicolás Rodriguez-García, experto en investigación y persecución de delitos de corrupción; la estadounidense Stacy de la Torre, especialista en materia penal anticorrupción, y la guatemalteca Claudia Escobar, en juzgamiento de Delitos de Corrupción.

Su creación se enmarca en los esfuerzos del Ejecutivo ecuatoriano de combatir este fenómeno presente en todos los ámbitos sociales. EFE