Indígenas waorani de Ecuador seguirán su lucha ante apelación del Gobierno

Dirigentes de la nacionalidad amazónica ecuatoriana Waorani advirtieron este martes que continuarán su lucha por sus territorios ancestrales ante el anuncio del Gobierno de que recurrirá el fallo que reconoció que se vulneró el mecanismo de consulta previa e informada para licitar un campo petrolífero.

Oswando Nenquimo (Opi, su nombre en lengua ancestral), uno de los jóvenes líderes waoranis, valoró como «histórica para todas las nacionalidades que vivimos en la Amazonía» la sentencia emitida el pasado viernes por el tribunal provincial de Pastaza, en la región nororiental del país.

«Esta victoria ha sido (posible) con mucho trabajo, esfuerzo, tiempo y compromiso», añadió en declaraciones a Efe el representantes de esta nacionalidad, una de las 14 reconocidas en el país.

Según el dirigente, los waoranis se encuentran animados por el respaldo legal obtenido y se muestran seguros de que la Justicia les seguirá dando la razón frente al recurso que tiene previsto presentar el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, según anunció esa cartera el fin de semana.

«Estamos muy firmes y no tenemos miedo de la apelación porque el Estado tiene todo el derecho del mundo a apelar, es su obligación», precisó Nenquimo antes de asegurar: «Tenemos suficientes fundamentos y testimonios de los waoranis que se han sentido vulnerados».

Por su parte, la abogada María Espinosa, que representa a los denunciantes, recalcó que la sentencia «es suficientemente fundamentada, concreta y debe ratificarse en apelación».

«Estamos hablando de alrededor de 200.000 hectáreas», dijo Espinosa al explicar que el bloque no puede ser concesionado, ni entregado a particulares extranjeros, ni a ninguna empresa estatal, según la resolución judicial.

La etnia indígena había pedido a la corte una acción de protección frente a la explotación petrolera en el llamado bloque 22, en proceso de licitación por el Ministerio de Energía e Hidrocarburos.

Los waoranis alegaron que una consulta realizada hace años en esa región estuvo «viciada», fue «mañosa», y no garantizó el principio de información y libertad de la consulta porque fue un «engaño a comunidades para justificar la licitación petrolera en el territorio».

Espinosa insistió en que la sentencia dispone que la consulta debe volver a realizarse conforme a estándares internacionales y que los waorani «no están reclamando una consulta para ellos, sino para todos los pueblos y nacionalidades».

Sin embargo, en el seno de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), que hoy celebró un consejo ampliado de gobierno en su sede de Quito, no ha sentado bien el anuncio del Ministerio de Hidrocarburos, así como declaraciones de su titular, Carlos Pérez, que manifestó el lunes que «en el país va a haber minería sí o sí».

«Desde la Conaie y su consejo de Gobierno, queremos reconocer y respaldar con fuerza la resistencia de los pueblos y nacionalidades, en especial de la Waorani, y expresar nuestro rechazo frontal y radical sobre la declaración del señor ministro», manifestó Marlon Vargas, presidente de la Conaie.

El Ministerio de Energía e Hidrocarburos señaló en un comunicado que apelará el fallo judicial al considerar que «a pesar de que se presentaron documentos, vídeos y se demostró el cumplimiento de todos los estándares, estos elementos no se tomaron en cuenta».

La batalla legal de los waoranis se ha convertido en un símbolo de la lucha de los derechos de los pueblos indígenas frente a las políticas extractivas de gobiernos y multinacionales. EFE